Donde la estrategia encontró al diseño

0
14

Por Carlos González Nacif

La importancia que nuestra profesión está tomando para el diseño de productos de consumo nos está llevando hacia un pensamiento estratégico. Lo que está pasando con las grandes marcas en el ámbito del diseño a nivel global, es un reflejo del valor que esta tomando el diseño el dia de hoy: ir de la eficiencia a la innovación, de la calidad a la creatividad, de la tecnología al diseño, de las cosas a las experiencias en productos y servicios.

La constante búsqueda de innovación y el posicionamiento en diversos nichos es hoy por hoy una gran lucha que se ve en los “confusos” anaqueles donde buscamos un producto terminamos comprando otro.

La principal competencia en nuestra profesión de diseño se esta moviendo de los dibujos al desarrollo de un pensamiento estratégico, del estilo a la innovación, de darle forma a las cosas, a visualizar las experiencias.

La economía está cambiando en los países asiáticos. La gente de negocios y los ingenieros chinos e indios están haciendo el desarrollo de tecnología, dejando a las compañías americanas y europeas construir nuevos modelos de negocio alrededor de la cultura del consumidor (con productos que resaltan por su nivel de innovación).

Las compañías chinas e indias son cada vez más capaces de hacer el trabajo de programación y tecnología, pero el diseño, la investigación y desarrollo aún estan en pañales. Posiblemente llevará otra generación llegar a los estándares de occidente.

Las empresas americanas y europeas se han llevado décadas en mejorar la calidad y los costos. El valor que le dan estas compañías a la innovación de “alto impacto” es porque crea grandes experiencias en el consumidor. No se enfocan solamente en los productos o servicios, sino también en las experiencias que los consumidores tienen con ellos.

Otro caso en el que se lleva al consumidor a pensar más en función de las emociones, es el desarrollo que han tenido muchos productos, que están encargándose de hacer historias alrededor del producto… “La noche es mística, tiene aroma, una frescura y una luz particular, un suavizante con aroma único”… por citar un ejemplo.

La profesión del diseño está evolucionando para jugar posiblemente un papel significativo en la transformación de la economía global. La estrategia del diseño es la principal competencia para las compañías, es el enlace con el consumidor, dándole más fuerza a las marcas antiguas y construyendo otras nuevas, incrementando la eficiencia, creando nuevos productos y servicios.

Vemos marcas que prácticamente habían muerto y que recientemente han sido relanzadas e inclusive están creciendo hacia otros segmentos del mercado. Otro caso son las marcas que crean nuevas maneras de comunicarse con el consumidor, como “Crear tu propia fragancias 1 + 2 = 3” …son fragancias combinables. Es tiempo de trabajar en una propuesta de valor basada en crear nuevos productos y servicios que satisfagan las necesidades de los clientes, que los hagan felices.

Un ejemplo podrian ser los medidores de karma que ayudan al diagnóstico de nuestro estado de ánimo, productos con oxígeno en aerosol y anillos con diamantes.

Observacion, Comprensión, Empatía, Solución de problemas; es a lo que nos enfrentamos hoy en dia; es lo que debemos entender como diseñadores previo a comenzar con nuestro proceso de diseño. Enfoquémonos a transmitir mensajes por medio de imágenes, relacionemos el significado con el objeto.

Es muy claro que hoy en día, vemos mucho de lo que antes eran simples promociones o flashes en un producto, convertidos en elementos de comunicación en un empaque que incitan al consumidor a participar en la experiencia de cualquier marca. Estos flashes en general están llenos de concepto y personalidad.

Tomemos en cuenta que en el mercado no existe un producto único en las categorías (las cualidades suelen ser similares), por lo que el diseño puede hacer la diferencia en la elección del consumidor por la empatía que tiene al interactuar con el envase.

Por ésto, es de suma importancia desarrollar una estrategia que contemple la mejor manera de pensar “como consumidor”. La clave del futuro son “empresas consultoras de diseño que ayudan a las compañías a crear ideas significativas, diseños y experiencias que los clientes ansían tener”.

Hoy, cuando pensemos en diseñar, no solamente pensemos en diseñar el producto, pensemos también en diseñar la experiencia que el consumidor tendrá con el mismo. El diseño trascenderá más allá del producto. Tenemos que pensar en como puede el diseño afectar o favorecer la experiencia completa del consumidor.

El diseño se está transformando en una estrategia y metodología que los clientes necesitan entender. Después de todo, los clientes no aprenden a innovar en la escuela. Sorpresivamente, los Directores Generales están reestructurando sus empresas para aprender acerca de la innovación y del pensamiento del diseño. Esta es una oportunidad importante para nosotros los diseñadores; y debemos aprovecharla.

Sorprendentemente, se asocia el diseño con el cambio organizacional en el mundo de los negocios, cambio que promete innovación. Los diseñadores somos y seremos los nuevos gurús consultores del siglo XXI.