El arte de mezclar tipografías, poesía y fuego

0
242

De origen Escocés, el artista visual con sede en Londres Robert Montgomery le fascina escribir poesías, conjugarla con una bella tipografía en exteriores y luego prenderle fuego. Al incendiar cada uno de sus texto, él trata de aludir al dolor, lo inalcanzable, lo sufrible y lo más delicado.

Notas relacionadas:
6 tipos de diseñadores con los que no querrás identificarte
Ilustraciones humorísticas representan los diversos tipos de ex-novios
¿Qué tipo de diseñador eres?

Las piezas épicas de Montgomery son una declaración que se construyen a partir de letras gigantes unidas a una plataforma de madera, listas para ser quemadas. Con las palabras en llamas, sus ideas cobran vida, provocado por su tono profético.

Los poemas aparecen como fortunas flotando, flotando en negrita, explicando cuentos de fantasmas y la temporalidad, caballos y palacios, las situaciones se filtran en los futuros aprensivos. La destrucción del conformismo, presagiando la destrucción de las estructuras de poder y el surgimiento de la belleza.

El acto de prenderles fuego es también, ya sea intencional o no, es un guiño a la naturaleza finita de arte y montaje. Se hace eco de la premisa de la destrucción como la forma más elevada de la creación.

Montgomery también ha mostrado muchas de estas mismas piezas a la luz del sol o a través de baterías cargadas a través de paneles solares, iluminando la noche al estilo neón. Esta voz eléctrica habla en voz baja dentro de las calles llenas de gente y agrega una hermosa dimensión sobre lo que es arte moderno. Algunas de sus piezas, acondicionadas como vallas publicitarias en todo el extremo oriental de Londres, parecen publicidad, a primera vista.

Al respecto, él comenta: “Estoy muy interesado en el secuestro de espacios publicitarios para un tipo diferente de conversación. Creo que es muy interesante utilizar ese espacio para una especie de voz interior. Una voz en la esfera privada. Cuando empecé a poner mi arte en los carteles, la gente me decía, “No se puede poner un centenar de palabras en una cartelera. Nadie va a leer eso “.
Bueno, ciertamente tiene nuestra atención ahora.

img_1864-web

69079954_poem

berlin-fire-poem-1-web

kent-fire-poem-actual-best-one-web

dsc0233-web

for_michelangelo_kochi_installation_shots_day_2_shot_3_corrected_best_one

21

splendid-monuments-berlin-shot-1

robertmontgomery_1