El diseñador como consultor corporativo

0
54

“El diseño no es Dios, pero está en todas partes”, es una frase que constantemente dice Alex Cano, un muy talentoso diseñador colombiano. Esta verdad toma gran relevancia hoy por hoy que las organizaciones demandan como nunca antes creatividad, capacidad de pensamiento lateral y el cruce de distintas profesiones para hacer llevar adelante proyectos realmente innovadores.

Por muchos años el diseñador ha sido relegado a un papel operativo en muchas empresas; sin embargo, un buen administrador organizacional debería saber lo mucho que puede aprender al tener un diseñador como estratega en su equipo de trabajo, veamos algunas de las razones:

Inspiración cruzada: Cuando hablas con un diseñador sobre cómo hacer un desarrollo te vas a dar cuenta que no existe una aproximación lineal hacia la solución. El proceso de creación en el diseño se nutre de experiencias, tendencias y otras formas del saber, verás cómo detrás de un logo, una pieza o un objeto existe una canción, una película o una obra de arte que sirven de inspiración. La materia prima del diseñador es la vida misma con todas sus complejidades y relaciones no evidentes. Esta forma de pensamiento lateral es cada vez más valiosa e importante para las empresas que buscan pensamiento “fuera de la caja”.

Pensamiento Centrado en el Consumidor: Por la naturaleza misma de su labor, el diseñador crea pensando en el usuario o receptor de su mensaje. Cuando crea una propuesta, esta se justifica o apunta a causar una reacción determinada, este enfoque hacia el usuario es clave pues muchas veces las organizaciones se enfocan a lo que pueden hacer por ellas mismas y olvidan que su labor se debe a su mercado, a su usuario final.

Vigencia, ante todo: El buen diseñador es un profesional que constantemente se está actualizando, nuevas versiones de software, nuevas tendencias de diseño, nuevas propuestas de valor. Su profesión se nutre de la originalidad y la vigencia, las organizaciones que quieran mantenerse en la vanguardia deben integrar esta forma de pensamiento.

Enfoque Pragmático: Los profesionales del diseño son personas que llegan siempre a una propuesta o un prototipo según sea el caso. En el diseño no aplican “planes estratégicos”, “modelos de negocio” o “planes de negocio”, es un arte y una ciencia que busca siempre llegar a una propuesta concreta. Muy importante hoy que se demandan tiempos de desarrollo cada vez más cortos. De la idea al prototipo debe disminuirse el tiempo y aumentarse la efectividad.

¿Ustedes qué piensan?, ¿Algún otro aporte del diseño al mundo empresarial?