El diseño finalmente sí es un proceso

0
12

El diseño es algo que se relaciona más con el arte y la estética, cuándo escuchan la palabra diseño se imaginan los programas Illustarator y Photoshop, cuando un diseñador se puede pasar semanas sin abrir uno de ellos y de igual manera su trabajo es trascendental para las marcas.

Estamos hablando de los diseñadores que se encargan de estructurar contenidos, como expertos tienen el objetivo de ordenar las prioridades de los clientes, para después volverlas digitales con softwares especializados.

Notas Relacionadas:
HISTORIA DE LOS LOGOTIPOS
EVOLUCIÓN EN EL TEMA DE LOGOTIPOS
¿HASTA CUÁNTO PUEDE LLEGAR A GANAR UN DISEÑADOR?
TOP 5 DE PROGRAMAS DE DISEÑO EDITORIAL

Encontrar como empezar la estructura es un momento retador debido a que el diseñador tiene conocimiento de diseño usabilidad, interacción y servicio pero no tiene el conocimiento del giro de la industria al 100% para quién trabaja, dificultando el trabajo de lógica en cuanto al tema se refiere.
Es por eso que el diseñador debe preguntar algunas cuestiones un tanto obvias a los expertos en la materia; sus clientes, con el objetivo de desarrollar un buen trabajo. Es cuestión de iniciativa aprender todo lo posible de cada tema con el que se trabaja.

Por ejemplo, se pueden estructurar las prioridades de un proyecto que tiene como objetivo encontrar las métricas para medir la complejidad de proyectos dentro de la empresa, hacer visual el proceso de los puestos de una empresa, con el fin de mejorar la productividad, hasta arquitectura de información, dónde se estructura las funciones de un sitio web.

Este nicho encontrado es una muy buena oportunidad para los diseñadores lógicos que gustan de los procesos y que tienen gusto y apertura por conocer temas que no son “concernientes” a su especialidad.
Además hay muchas empresas que necesitan esta visualización gráfica para tomar decisiones, sin embargo, no tienen las bases necesarias para hacerlo.
Según el “Estudio 2012 Shopper Engagement” un buen diseño puede elevar hasta el 60% de las ventas de una marca.

¡A procesar el diseño, se ha dicho!.