El filme sin filme: la magia de la impresión 3D llega al cine

0
4

¿Quién dice que se necesita un rollo de película para hacer una película? Un artista francés llamado Julien Maire ha combinado la tecnología moderna de la impresión en 3D con el arte clásico de la animación para crear luz en movimiento sobre una pared.

Notas relacionadas:
6 de las mejores opciones de programas para el modelado en 3D
La muerte nunca se había visto tan elegante; cenizas convertidas en diamantes
Tim Burton presenta Big Eyes, una mirada profunda a la vida y obra de Margaret Keane

El resultado final se conforma por 85 figuras en miniatura en diversas poses con micro-movimientos, al mero estilo clásico en donde cada movimiento era ilustrado sobre papel y animado como un abanico, aquí cada movimiento es impreso.

La animación sigue la actividad de un hombre cavando un agujero con una estética en blanco y negro. Al igual que un carrete antiguo, estorboso y mudo, como los de principios de 1900, el proyecto utiliza nuevas ideas para crear algo de la vieja escuela.

Eddie Krassenstein de 3DPrint.com explica como surgió la idea y su funcionamiento:

Estos objetos impresos en 3D pasan a través del proyector de luz a la velocidad correcta para engañar al ojo humano para verlos como parte de una película de animación. Lo que Maire ha hecho es producir una película que incorpora un método nunca utilizado, si así se puede decir. La presentación hace sentir como si se retrocediera en el tiempo, pero cuando se conoce que fue realizada con tecnología de última, te das cuenta de que esto no habría sido posible en cualquier otra década“.

La película aún no ha sido puesto en libertad, pero Maire documentó fotográficamente gran parte del proceso, que se puede ver a continuación. Más información sobre este proyecto en iMAL.org.

77-600x400

48-600x400

68

38-600x400

58

85-600x398

114-600x400

28-600x400