El misterio sobre el cambio de tipografía de Apple

0
19

A estas alturas ya todo mundo sabe que los dispositivos móviles de Apple —iPhone, iPad, Apple Watch— ya no usan la misma tipografía que antes, pero cuál es la verdadera razón por la que Cupertino dejó de utilizar la muy amada fuente.

Notas relacionadas
Glosario de 21 términos de tipografía ilustrados
Los 10 colores tendencia para primavera 2016 de Pantone
Las 10 reglas de oro para diseñar la mejor composición
Cómo crear un manual de identidad corporativa


Un artículo de Medium explica la razones detrás de esta gran decisión de Apple —la cual ha tenido muchos comentarios negativos por parte de los usuarios y de los diseñadores.

San Francisco
San Francisco

Primero, Helvetica Neue es una tipografía que se considera floja para los tamaños grandes de los textos. Cuando esta tipografía se introdujo a Yosemite, el sistema operativo para Mac, muchos diseñadores aseguraron que no era una decisión apropiada.

Esta falla en la legibilidad de los tamaños de Helvetica Neue hizo que Apple creara la San Francisco, la cual está pensada para tamaños pequeños y grandes, pues la Helvética Neue tiene la caracteristica de ser borrosa cuando se hace pequeña, por lo que emplearla en Watch habría sido un error.

Helvetica
Helvetica

De hecho, San Francisco tiene dos variantes, una de ellas fue pensada para el Apple Watch, pues es más compacta (SF Compact), mientras que la otra es para el resto de los dispositivos móviles. La diferencia con la primera es que existe un mayor margen entre la letras, lo cual se traduce en legibilidad.

San Francisco
San Francisco

Además, hay dos subfamilias, que Apple llama Tamaños Ópticos (Optical Sizes), una de las cuales es para textos pequeños (llamada Text), mientras que la segunda es para pantallas más grandes (Display).

Apple Watch
Apple Watch

Además, la fuente tiene una progrmación que la hace dinámica, es decir, el tipo de uso determinará cual de las dos subfamilias aparecerá en el dispositivo. Y quizás lo más importante es que San Francisco —pese a las críticas ya más que conocidas— está diseñada para la era digital, algo que no tiene Helvetica, que luce mejor en impreso, aunque sea muy amada en versiones electrónicas.