El singular diseño de un edificio le permite crear música cuando llueve

0
1021

Las obras arquitectónicas deben conjuntar diseño con funcionalidad, ese es el principio básico, pues no basta tener una fachada espectacular si la estructura no es funcional, pero si se logran ambas cosas, entonces estamos hablando de una obra casi perfecta, tal como la que se encuentra en Dresden, Alemania, un edificio con un estilo peculiar y llamativo, que además produce música cuando llueve.

Notas relacionadas:
9 grandes obras de arquitectura en Latinoamérica
Transculturación: casos en la arquitectura argentina
8 complejos y contradictorios edificios de la

El muro del embudo, como se le llama popularmente a este edificio es capaz de producir música cuando llueve, algo simplemente fuera de lo común. La atractiva fachada azul por sí misma atrapa las miradas de los transeúntes por la brillantez de su color, pero lo que realmente cautiva a los espectadores de esta magnífica obra arquitectónica es su sistema de drenaje a base de embudos (de ahí su nombre) y tubos que sirven de instrumentos musicales con las gotas de lluvia.

muro del embudo 1

Este edificio musical fue diseñado por Christoph Rossner, Paul Annette, y Tempel Andre, los tres arquitectos planearon la ubicación de los embudos y tubos de manera que lograran un efecto sonoro parecido al de los instrumentos de viento. Un deleite para los oídos de quienes lo habitan en verano.

muro del embudo 2

La belleza de esta obra arquitectónica seguramente inspira a más de un artista y no solamente a arquitectos, sino también a pintores y diseñadores que dan un paseo por Dresden, ya que la zona donde se ubica este edificio también alberga otras construcciones interesantes, pues cada una de ellas tiene un diseño atractivo, no de balde se encuentra en un patio llamado Kunsthofpassage (Pasaje de los patios de arte).

IMG_1726

embudo de la musica