Esto no es una gata: el caso de Hello Kitty al estilo Magritte

0
52

El mundo se ha sorprendido y más las admiradoras del personaje creado por Sanrio, con sus declaraciones al decir que Hello Kitty no es una gata. Y tiene razón, pues si se ve desde la perspectiva de René Magritte tiene toda la razón.

Notas relacionadas:
Snoopy y su hermana Bell cambian las tiras cómicas por las pasarelas
La guerra de los traseros: la estética que busca posicionarse en el mundo del espectáculo
Conoce la historia detrás de las tipografías con esta nueva aplicación


La polémica comenzó cuando la antropóloga Christine Yano, que ha estudiado el fenómeno generado por el personaje, preparaba un guión para la retrospectiva que se presentará por su 40 aniversario: “Hello! Exploring the Supercute World of Hello Kitty”.

kitty

Sin embargo, Yano fue corregida por el propio creador de Hello Kitty y la antropóloga declaró para el diario Los Angeles Times que “Hello Kitty no es un gato. Ella es un personaje de dibujos animados. Ella es una niña. Ella es una amiga. Pero no es un gato. Ella nunca se ha representado en cuatro patas. Ella camina y se sienta como una criatura de dos piernas. Sin embargo, ella tiene un gato como mascota, y se llama Charmmy Kitty”.

Charmmy, el gato de Kitty
Charmmy, el gato de Kitty

Incluso, hasta el momento todos sus fans pensaban que era japonesa y también ha sido corregido ese error: es británica. Su nombre real es Kitty White, vive en Londres junto a sus papás, Mary y George, y su hermana Mimmy.

Parece ser que el aspecto de orejas puntiagudas y bigotes han dado la mala impresión a los millones de seguidores que Hello Kitty! era una gatita

La Trahison des images (Ceci n'est pas une pipe). 1929. René Magritte.
La Trahison des images (Ceci n’est pas une pipe). 1929. René Magritte.

Si se ve desde la perspectiva de Magritte, Kitty no es una gata, pese a que tenga las típicas características de un felino, pues no es algo real, sino una representación que guarda ciertas similitudes. Pero tampoco es una niña, por que no tiene formas humanas, aunque Sanrio justifique que no camina en cuatro patas.

Por lo tanto, Hello Kitty es sólo un personaje con vida propia, que no deja de ser encantadora y que genera millones de dólares para sus creadores gracias a todo el tipo de mercancía.

Esto al menos ha despertado más el interés por la retrospectiva en la que se exhibirán piezas artísticas inspiradas en el personaje, así como objetos que pertenecen al archivo de la empresa japonesa y que han sido curados por la doctora Christine Yano y Jamie Rivadeneira, para el Museo Nacional Japonés-Americano.