10 palabras que debes evitar si quieres triunfar en los negocios

0
1310

Durante la presentación de un proyecto o junta con clientes, solemos utilizar palabras rimbombantes que pensamos le agregan “estilo” a tu discurso, pero en realidad tienen el efecto contrario puesto que son tan utilizadas por todos que resulta aburrido, monótono y hasta confuso. Evita estas palabras si quieres que tu presentación destaque de entre las demás.

Quizá te intereses: Un fan “se infiltra” en las portadas de discos de forma épica.

Asaf Zanzuri es un creativo mexicano, profesional ambicioso y emprendedor que tiene una amplia experiencia en negocios, la cual se ha desarrollado en ámbitos internacionales, lo que le permite reconocer ciertos aspectos en común en todas las latitudes.

Zanzuri tiene un blog en el que escribe sobre asuntos en los que se ha desarrollado, tales como: ciberseguridad, cultura israelí, tecnología, negocios y emprendimiento. Con la idea de que todos pueden iniciar un proyecto -y sabiendo lo difícil que es posicionarse- nos recomienda no utilizar las siguientes frases o palabras e intercambiarlas por ideas originales que se sientan más “tuyas”.

  1. Disrupción:
    Utilizada constantemente en los eslogan, títulos de proyectos o briefs, esta palabra es aburrida para los empresarios y profesionales, pues representan una idea obvia que ellos dan por sentado. Incluye a sus variantes como romper, disruptivo o ruptura.
  2. Reinventar:
    Similar al punto anterior, es obvio que la cuestión es avanzar hacia otros panoramas, pero no se puedes asegurar que tu concepto revolucionará la industria, así que centra tu atención a lo que puedes asegurar.
  3. Innovador:
    La innovación es uno de objetivo principales de los proyectos, por lo que en lugar de prometer compruébalo con tu trabajo. Su sola mención es obvia y debilita tu mensaje.
  4. Optimizar:
    Es un término utilizado como sinónimo de “rentabilizar” o “aprovechar al máximo”, aunque no está correctamente usado, por ello es mejor sustituirlo con “perfeccionar”, “mejorar”, e incluso “potenciar”.
  5. “Pensar más allá”:
    Esta frase la hemos escuchado cientos de veces en convenciones, pláticas, eslogans, talleres y demás. Es tan común como inexacta; se trata sólo de una premisa, por lo que si no la vas a cerrar con una propuesta, mejor evítala.
  6. Contenido / content:
    Sí bien es cierto que las tendencias actuales se enfocan contenido de calidad, no es necesario que lo utilices cada 10 palabras, utilízalo sólo cuando es necesario o sustitúyelo por sinónimos.
  7. Sinergia:
    Este es uno de los tecnicismos rimbombantes que significa aprovechar una actividad para impulsar otra distinta, aunque en muchas ocasiones se utiliza erróneamente, por lo que debes asegurarte que realmente quieras decir eso.
  8. Pivotar:
    Pivotar se utiliza para referirse a un cambio de estrategia empresarial pues se relaciona con un “pequeño brinco”, pero igual que el punto anterior, puede generar confusión y traer un efecto contrario.
  9. Pensar como un líder:
    Casi se puede visualizar los gestos y muecas que harán los clientes al mencionar esta frase. Un líder actúa, no pregona que lo es.
  10. KPI / KPIs:
    Muy utilizado en las juntas, este término matemático se refiere a los indicadores del rendimiento de la empresa, pero para llegar a ese número es necesario un análisis de datos contextuales, por lo que si los demás no los tienen, lo sentirán vacío y vago.