Filosofía del Design Thinking

0
41

Me encanta esa sensación cuando la sangre presiona el botón de nitro y bombea más rápido el corazón. De un momento a otro tu mente, panorama, ambiente, hábitat temporal era un gran desierto de Samalayuca. Ahora es un mapa de consecuencias y acontecimientos que me hacen sentir como en una juguetería. De un segundo a otro ese desierto tuvo una razón de ser. La dopamina (droga natural en nuestro organismo) es difícil controlarla cuando finalmente centralizaste los insights y viste que el desierto puede ser vendible.

Notas relacionadas
En la creatividad 1+1=al objetivo que tú quieras
David se come a Goliat, la grandeza del pequeño diseño
Diseñando el capital social


Por muchos años se creía que los diseñadores no eran más que artistas frustrados. No lo veo así. El diseño era enfocado hacia un producto en especifico. Cajas de VHS, CDs, Faxes, Beepers (¿Se acuerdan?), Walkman y demás que quieran mencionar dentro de las generaciones X y Y. La obsolescencia de productos eran significados de aspectos negativos para la economía doméstica y macro, pero en este caso ¿Por qué contratar a un equipo de diseñadores si no sabemos cuanto va a vivir el producto? Es decir no era de gran importancia, mucho menos en la tecnología, ya que cuando se sacaba al mercado el producto, al mismo tiempo se pensaba en la estética del siguiente producto para sacarlo en 3 o 6 meses.

La Revolución Industrial fue el culpable pues se enfocaba en producir en masa el mismo producto para cualquier situación demográfica. La generación del Design Thinking puso fin a ese método y perspectiva de crear mayor consumismo al público. A tenido diferentes matices esta manera de pensar. Por ahí de los 60s cuando nace la mercadotecnia agresiva. De la misma manera con el Marketing 2.0. Por sólo mencionar algunos ejemplos.

El Design Thinking ya no era enfocado en que el diseñador creara un producto, sino en la empatía y relación que tiene el producto para la sociedad, por lo tanto los beneficios de la misma. Engloba por su naturaleza todo el proceso. Desde los insumos para creación de producto, proveedores, producto terminado, retailer o no retailer, mercado meta. Tim Brown CEO de IDEO complementó y solidificó está manera de pensar en el 2008 cuando escribió un ensayo en Harvard Business Review. ¿Cómo ser un Design Thinker?

1. Primero hay que encontrar el problema de producto, servicio, cadena de valor, o cliente final
2. Identificar la nueva necesidad de la empresa, por lo tanto del proveedor de tus ganancias (cliente)
3. Indagar en los insights.
4. Idear prototipos
5. Evaluación. ¿Cuál encaja mejor?
6. Planificar
7. Ejecutar

Por mencionar algunos Design Thinkers menos convencionales:

  • Perrier. Su comunicación es para consumidores de un sector alto
  • Evian. El envase es innovador y creativo.
  • Heinz. Parte de la etiqueta de Cátsup se cambió a color verde. Sus ventas aumentaron increíblemente. Hasta ahorita ha sido el mejor registro de venta espontaneo de un producto comestible.
  • Starbucks. De ser un café de la esquina en Seatle a un emporio de variedad prosumer gracias a un viaje a Italia.
  • Café Costa. No es necesario que pierdas tiempo en trasladarte a comprar tu café preferido. Costa tiene una maquina multisensorial en el lugar donde trabajas. Compras el café de maquina, pero emitiendo sonidos como si estuvieras en el retailer, al igual que olores de los diferentes tipos de productos. Experiencia única que quisiera tener la marca de la sirena.
  • Nokia. ¿Se acuerdan del celular con lamparita? Bueno, fue creado para el mercado que vivía en ciertas comunidades donde no hubiera luz en la India. Las teclas. No había espacio entre ellas. Tiene una caratula uniforme para impedir que le entrara tierra al celular.

¿Cómo, entonces el diseñador no solamente hace dibujitos? No, ya no. El diseñador de hoy tiene que fungir como el héroe para resolver el problema de lo hablado anteriormente. Sobre todo para que el mercado del producto se beneficie sin importar el costo, calidad o emoción que se pueda contemplar. En pocas palabras, pulir el hilo negro o descubrirlo. Crear la innovación de la necesidad con retroalimentación económica, pero sobre todo con una propuesta de valor.

¿Ya ven por que la producción de esa dopamina? Gracias, Dr. Almir de Souza Pacheco.