Fotografiar bebés no puede ser tan difícil, 10 tips

0
3
Child taking bath. Little baby in a bath tub washing hair with shampoo and soap. Kids playing with foam and water splashes. White bathroom with window. Clean kid after shower. Children hygiene.

Puede pensarse que fotografiar bebés y niños muy pequeños puede ser complicado porque son inquietos, no están acostumbrados a permanecer estáticos ni saben atender aún a ciertas indicaciones. Pero no se trata de una labor imposible y a continuación se enumeran diez recomendaciones para realizar esta labor sin contratiempos.

1. Busca la asistencia de un colega
O tal vez no tenga que ser un colega tuyo, bastará con que te ayude a labores de cuidado al pequeño, mantenerlo limpio, distraerlo, sostener mantas, distraerlo y lograr que se relaje durante la sesión fotográfica.

2. Planifica los tiempos
Hay varias razones por las que será mejor planificar los tiempos de la sesión: de los niños pequeños requieren mayores horas de sueño y lapsos de descanso. Además podrás planear con antelación vestuarios, locaciones, luces y demás aspectos técnicos.

3. Busca sonidos que relajen al niño
Seguramente querrás que el pequeño duerma para realizar algunas tomas interesantes, para lograrlo debe existir algún ruido constante y tenue que sirva como un arrullo, quizás una aspiradora o secadora a la distancia, con ello relajarás al bebé.

4. Que duerma en la posición que deseas retratar
Al momento de dormir a la criatura será necesario colocarlo en la postura que deseas retratarlo, se trata de que el cuerpo adquiera una posición natural y que permita hacer una buena composición. Que se vea -y esté- cómodo es también fundamental.

5. Evita accidentes
Para evitar complicaciones será mejor que todos los accesorios del bebé estén cerca: pañales, toallas limpiadoras, biberón, etcétera. Coloca plástico bajo la manta o debajo de donde será colocado el niño, así evitarás accidentes.

6. Inicia con ropa y retírala al final
Los niños deben sentir seguridad y cuidar su temperatura, inicia la sesión con el niño arropado y continúa con fotos con ropa, a medida que se vaya aclimatando podrás desvestirle y concluir con imágenes de poca ropa cuando ya se ha aclimatado al lugar donde se tirarán las fotografías.

7. Ten distractores
Los niños necesitan ser estimulados constantemente por lo que puedes utilizar sus juguetes para llamar su atención y dirigir su rostro y miradas hacia donde te conviene.

8. Permite que jueguen
Los niños suelen olvidarse de lo que está alrededor si juegan y se distraen en alguna actividad que les resulte placentera, haz que lo hagan y lograrás imágenes y rostros muy naturales.

9. Hay más que sólo sonrisas
No busques sólo la sonrisa de los niños y bebés, existen otras poses que serán muy atractivas que puedes buscar en sus rostros. Además, si lograr una sonrisa en un modelo profesional puede ser difícil, imágínate en un niño… en todo caso debrás ganarte esas risas por medio de tu propia actitud.

10. Ten paciencia
Debes comprender que no te encuentras frente a modelos profesionales, sino con niños que tienen sus propios procesos y tiempos. Tienes prohibido hacer rabietas o perder la paciencia, de lo contrario les harás pasar un muy mal rato y los resultados de la sesión no serán los esperados.