¿Fotografiar sin pasar desapercibido? Sí se puede

0
98

A casi nadie le gusta que de la nada surja una cámara que interrumpa su privacidad, ni siquiera cuando se trata de figuras célebres en lugares o eventos públicos, por ello como creativo de la lente necesitas tener cierta maña para tomar fotografías interesantes sin que el sujeto se entere

No se trata de que irrumpas en propiedades privadas y rompas las reglas de intimidad de las personas o hasta les llegues a faltar al respeto, pero si tu labor lo requiere, tendrás que volver con la fotografía que ti editor te solicitó o con aquella toma que formará parte del diseño que estás elaborando.

Existen labores que exigen fotografías naturales, sin poses, naturales y sin una pizca de ficción. Imagina a los fotorreporteros o a los creativos visuales que necesitan paisajes sociales reales. Para que ellos puedan hacer sus tomas sin temor a reclamos o malas capturas, estos son algunos de los trucos que realizan… te preentamos seis.

Coloca el equipo con antelación
Si te toca estar presente en un evento público, colócate con antelación, incluso llega antes que los asistentes y coloca tu equipo en un lugar estratégico. Cuando la ocasión esté en su apogeo, a pocos les importará ser encuadrados y las escenas que captures se verán naturales.

Haz lo mismo en las calles
A lo mejor estás en busca de escenas incidentales en la vía pública, para ello coloca tu cámara en un tripié desde alguna esquina en la que puedas encontrar un encuadre interesante. Si la gente te ve en actitud de calma, no se alterará y sus poses tendrán la naturalidad que buscas. Si no tienes una base dónde colocar la cámara , ni tienes opción, tendrás que sostenerla con tus brazos.

“Engaña” a tu sujeto
Si tienes interés en encuadrar a un sujeto en particular, engáñalo: pide la ayuda de un acompañante que se coloque cerca del que te interesa de verdad, hazlo posar y discretamente mueve la cámara hacia la persona que en verdad quieres fotografiar.

Evita el visor
Si encuadras con el visor, tu actitud “invasiva” se puede evidenciar más. Aprovecha que los equipos actuales tienen una pantalla desde la cual puedes realizar tu encuadre sin mayor dificultad. Parecerá que estás revisando alguna cuestión técnica de tu equipo o material tomado previamente y nadie se alertará.

Disimula tu identidad
Si te haces pasar como un turista despistado y no como el profesional de la lente que eres es probable que la concurrencia se pueda sentir menos inhibida y decida comportarse con naturalidad. Actúa con sencillez y no hagas alarde de tus conocimientos.

Genera confianza en la gente
Pero no te olvides de los ingredientes parta la mejor receta para ganar la confianza de los demás: la naturalidad, una buena actitud y tu disposición al diálogo y a la solución de problemas.

Imagen: Shutterstock