Freelance no es sinónimo de trabajo 24/7… 5 tips

0
82

Una de las ventajas de trabajar por un salario radica en que es más sencillo separar la vida laborar del ámbito privado. Y es que la toma de muchas decisiones importantes no depende de ti, por lo general el local donde trabajas no es el mismo en el que vives y en general no tienes que involucrarte del todo con cada aspecto que encierra a la empresa para que trabajas, sino que debes dedicarte a tus labores específicas y recibir a cambio un pago cada determinado tiempo.

Pero si eres tu propio jefe y has optado por seguir por lo caminos del freelance y la independencia creativo, lo más seguro es que debas involucrarte con prácticamente todos los aspectos que están relacionados con la naciente empresa que representas. Para que tu vida privada se involucre con tu sustento, sigue las siguientes recomendaciones.

1.- Divide tus tiempos
Destina tus tiempos a las actividades que tienes que realizar, pero procura no pasarte de tiempo y respeta los horarios que previamente has marcado para realizar tus tareas de una manera independiente a tu vida personal. Si bien es cierto que en ocasiones tendrás que extender tus horarios de labor, si eres consciente de ellos será mucho más sentido separar tus tiempos.

2.- Cada cosa en su lugar
Si eres freelance lo más seguro es que debas trabajar desde casa. Lo ideal es que en un futuro puedas contar con un local -si es cerca de casa, mucho mejor-, pero mientras lo tienes, aprende a dividir tus espacios para que puedas dedicarte a tu labor sin distractores domésticos. No seas de aquellos que trabajan en cama y pijama todo el día.

3.- Ten disciplina
En la medida en que sepas responder a tus responsabilidades, sabrás destinar los tiempos específicos para su realización y vas a evitar el involucramiento de tu trabajo con personas y aspectos de tu vida íntima. Con la disciplina llega la capacidad de realizar labores sin distractores.

4.- Tiempo libre no es extensión del trabajo
Hay quien habla del trabajo con sus amigos, con su pareja, con su familia y hasta con los colegas cuando salen entre ellos a beber un trago a a realizar alguna actividad lúdica. Si bien es necesario desahogarse de vez en cuando, no puedes ahogar a los demás con temas que, francamente, sólo te interesan a ti de seguro.

5.- Libera tensión
A veces lo que necesitas para liberar tensión y olvidarte del trabajo es realizar alguna actividad de impacto, pero en solitario. ¿Ya intentaste salir a correr, dar paseos ciclistas o inscribirte a un gimnasio? Lo que necesitas es liberar tensión, generar endorfinas y tranquilizarte, porque si bien te va, el trabajo no terminará nunca.