Grotescas y perturbadoras pinturas hiperrealistas muestran vísceras expuestas fuera del cuerpo

0
238

Para el artista brasileño, experto en la técnica de lo hiperrealista Fábio Magalhães entre más grotesco luzca su trabajo mejor, y eso lo deja claro en su más reciente trabajo en el que la sangre, los órganos y los cuerpos mutilados o sin vida son expuestos sin piedad.

Notas relacionadas:
Hiperrealismo: una nueva cara del diseño
10 ciudades que despegarán y crecerán en diseño
Increíbles retratos hiperrealistas que parecen fotografías

El uso de imágenes que causen horror o tengan un efecto de espanto, como partes del cuerpo apenas identificables y caras asfixiadas en bolsas de plástico, son clave en el trabajo Magalhães, quien es tan incisivo como le dicte su habilidad.

La ruptura de los apéndices reconociblemente humanos y entrañas picadas, estómago revueltos en trozos deliberadamente recuerdan a una contraparte de la vida real: el de la crueldad animal.

049

039

Aunque se está acostumbrado a ver animales mutilados en paquetes de carne brillantes y sellados al vacío cada vez que vamos a un supermercado, es sólo ahí cuando se enfrenta la visión repugnante sobre como los cuerpos humanos se verían si se vendieran en bolsas de plástico similares a la verdadera crueldad detrás de la industria de la carne, es ahí cuando todo se vuelve increíblemente claro.

Como si se trata del diario gráfico de un asesino serial dedicado a la tortura, estas imágenes muestran el interior del cuerpo humano desconectado de todo sentimiento y expuesto desde sus entrañas físicas.

Las pinturas de Magalhães son una pesadilla en la representación, y sin duda algo que nunca se querría ver en la vida real, pero cuando se ponen sobre un lienzo al óleo, son fuertes, provocativas, y obras memorables. Magalhães estudió en la Universidad Federal de Bahía, en la ciudad de Salvador, donde reside actualmente.

059

108

069

079

019

029

089