Quieres dedicarte a los bienes raíces pero, ¿sabes qué edad es la ideal para comenzar?

0
252
El negocio de los bienes raíces no solo es muy provechoso para los inversionistas, también puede ser una carrera profesional con muy buena remuneración.

Los bienes raíces son proyectos productivos en más de una forma. Para los desarrolladores de la obra, es una forma de vida que les permite tener buenas ganancias. A los inversionistas externos les puede ayudar a hacer crecer su patrimonio. El mercado general y compradores siempre están en busca de nuevos edificios para fines habitacionales. Incluso las personas que trabajan en la obra son beneficiadas por una fuente de ingresos a largo plazo.

Quizá te interese: Invertir en bienes raíces del extranjero: ¿Qué se necesita y cómo lograrlo?

Pero dedicarse profesionalmente a los bienes raíces es también una decisión económicamente muy provechosa. Si bien las posibilidades de esta carrera son amplias, comenzar por el camino adecuado no siempre es sencillo. Se debe saber primero qué y dónde estudiar. Después, hay que estar conscientes de lo que se requiere para iniciarse en el mercado y empezar a caminar hacia el éxito. Sin embargo, hay otras interrogantes que resolver.

¿Qué tan joven se debe ser para empezar en bienes raíces?

Una de las preguntas más frecuentes al momento de iniciar una carrera es la edad. En la amplia mayoría de las industrias, es mejor empezar a definir los objetivos profesionales lo antes posible, para poder sacar el mayor provecho a la energía de la juventud. En este contexto, ¿qué pasa en el caso de los bienes raíces? De acuerdo con Toni Kuri, broker de RE/MAX TK en la Ciudad de México, la situación es muy similar para el sector inmobiliario.

Considero que lo ideal sea que la persona empiece a capacitarse constantemente desde una edad joven y llegue a ser profesional inmobiliario. Una persona de tercera edad, si tiene la disposición de capacitarse y llegar a ser un profesional inmobiliario, lo podría lograr. Siempre y cuando cuente con las herramientas suficientes para lograr sus metas y dar un excelente servicio.

Así pues, en bienes raíces, comenzar a edad temprana no es un requisito indispensable. Sin embargo, sí puede ser una ventaja incomparable al momento de obtener una ventaja competitiva frente a otros colegas o desarrollos del mercado.