La Biblioteca Pública de Seattle: arquitectura y diseño trabajando juntos

0
344

Existen algunas ciudades en las que el [ buen ] diseño es una parte común del entorno. Lugares como San Francisco, Londres o Barcelona relegan gran parte de su paisaje urbano a la industria del diseño gráfico.

En Nueva York, por ejemplo, abrir un local comercial sin la asistencia profesional en el diseño de su identidad es el equivalente a un suicidio, caminar por ellas es un goce permanente para quienes amamos la tipografía, los colores y las propuestas cada vez más radicales y propositivas.

Notas relacionadas:
BIENVENIDO AL RGB
7 COSAS QUE PODEMOS HACER PARA SER MEJOR VALORADOS
¡POBRES DISEÑADORES!
LOS 10 ERRORES MÁS COMUNES AL PEDIR TRABAJO COMO DISEÑADOR

spl_imagen1

En esta ocasión quisiera platicar de un lugar muy interesante en el cual estuve hace tiempo, se trata de la Biblioteca Pública de Seattle, en la esquina noroeste de Estados Unidos. Su exterior geométrico y caótico resalta aún y cuando se encuentra entre edificios altos y colinas empinadas, diseñado por el arquitecto holandés Rem Koolhaas. Pero como esta columna es de diseño, hablemos de cómo la tipografía se apodera de sus interiores.

Usando Futura como fuente principal, no ocupa el lugar común a los cuales normalmente se confinan las palabras como las señalizaciones o anuncios, salen de los estantes y paredes y se ven como parte del entorno, como las escaleras, los pisos de madera finamente tallados u ocupando la parte protagónica que normalmente acapara la arquitectura interior.

spl-imagen2

Las escaleras eléctricas color verde fluorescente llaman la atención porque, además de su luminosidad, van mostrando palabras que aluden a la lectura en tipografía Futura Bold. Con ésto comienza un diálogo poco común pero definitivamente familiar entre el asistente y el edificio.

La tipografía tiene la ventaja de entablar un lenguaje muy claro. Cualquier arquitecto busca que los espacios jueguen ese papel de cercanía con el visitante, que la paredes hablen, que los pisos y techos logren transmitir emociones, como si se tratara de una obra de arte, pero la tipografía es contundente, sin tanta retórica y directo al punto.

Los colores sirven para recrear entornos y manifestarse por sí mismos. La tipografía se convierte en imagen y juega el rol fundamental de tal manera que es imposible pase desapercibida.

spl-imagen3

Si alguna vez tienes oportunidad de estar por ahí. Aparte de tomarte un café en el primer Starbucks frente al mercado público, no pierdas la oportunidad de visitar este espacio y leer un buen libro o bien, simplemente sentarte a contemplar las letras a tu alrededor.

spl-imagen4