“La inversión en diseño verde no se recupera pronto”: Diego Cárdenas, emprendedor

0
205

Ya falta muy poco para el Design Day Sumit 2015 organizado por Paredro y entre los speakers del evento está Diego Cárdenas, creativo de la innovación quien ha desarrollado un exitoso modelo de negocios con Bamboocycles, firma que fabrica bicicletas con cuadros de bambú.

Notas relacionadas:

¿Es el diseño industrial en México elitista y poco funcional? Un experto opina
Bambulosas, alternativa ultraligera y sustentable para la construcción
Londres busca un nuevo diseño para su sistema de bicicletas

Diseñador industrial por la UNAM, Diego ha logrado desarrollar bicicletas súper ligeras que incorporan el bambú como material más destacado gracias a su ligereza, economía y sostenibilidad.

Diego platicó con Paredro acerca de su experiencia en el diseño verde y de cómo surgió la idea de comercializar sus productos:

“Empecé a buscar una bicicleta para moverme por la ciudad, averigüé un poco y descubrí que las bicicletas de bambú se fabrican desde los años de 1890. Pensé que era una buena idea hacerme una, me puse a investigar y a trabajar en mi bicicleta. Cuando la terminé y la empecé a usar, la gente me preguntaba “¿Dónde la compraste cuánto cuesta, dónde las venden?.

“Un tío me aconsejó que se las ofreciera a cada persona que me preguntara por ellas y yo las fabricara , con el pago de la mitad a por adelantado y el resto a la entrega de la bicicleta.

“Pensé en hacerlo de manera correcta, con una marca, un producto más diseñado. . Empecé a crear una marca, un logotipo, un concepto, una esencia, y en la universidad seguí trabajando sobre la misión la visión y todo lo que tiene que ver con las empresas”.

BICI DE BAMBÚ

El resultado es un producto que se actualmente se produce a razón de más 35 unidades al mes, número que sigue creciendo. “Tenemos socios comerciales para la parte de armado de bicis, y nosotros nos enfocamos a fabricar los cuadros ya exportarlos, es donde más impacto hemos tenido, mandamos a más o menos 20 países de todo el mundo, sólo nos falta exportar a África”.

Le preguntamos a Diego su visión acerca del diseño ecológico o sostenible, rubro en el que su firma se ha podido insertar, dada su naturaleza y lo hace reflexionando sobre la industria del diseño verde:
“Hay muchas ideas innovadoras en cuanto a tecnología sostenible, pero tenemos una industria que es mínima, estamos enfocados en la maquilación para otras empresa. Lo que pasa es que para los grandes capitales, los que tienen ese poder, lo más redituable es ir a China, importar y vender todo para tener un rápido retorno de inversión.

CUADRO DE BAMBÚ

“La industria verde implica mucho capital, y la recuperación de la inversión la verás no en un año, sino en unos seis u ocho o diez o veinte. Tenemos una ideología de invertir hoy y cobrar mañana, y ese tipo de cosas no funciona para el diseño ecológico”.