La mamá más creativa del mundo

0
123

No cabe duda de que cuando una madre quiere ver feliz a su hijo, hace hasta lo imposible. Así fue como Cassie McLelland se las ingenió para aprovechar la situación física de su hijo para crear impresionantes e inspiradores disfraces de Halloween.

Notas relacionadas:
¿Quieres tener ébola? Lanzan los juguetes oficiales de esta enfermedad
Por qué la mayoría de los logotipos son azules…
10 vehículos emblemáticos de videojuegos son ilustrados

Al ser diagnosticado con espina bífida cuando tenia tan sólo 18 meses de gestación, Caleb McLelland se vio obligado a utilizar una silla de ruedas desde su nacimiento, pero eso no impidió que formara parte de la celebración de Halloween.

Gracias a las creatividad y esfuerzo de su madre, Cassie, Caleb año tras año de desde que tiene tres años, forma parte de la noche de brujas junto a otro grupo de niños y su hermano menor, sin importar que se mantenga sentado en una silla de ruedas, ya que incluso de forma muy ingenuamente ésta forma parte de su disfraz.

Sí, la silla de ruedas que utiliza Caleb es el centro principal para que su madre encuentre la inspiración para crear un nuevo disfraz de Halloween, como el de una máquina de construcción, Superman volando sobre Nueva York y Mario Bros. Al principio todo se realizaba por diversión, pero después él y su madre se dieron cuenta de que este tipo de actos mejora el autoestima de los niños, por lo que ahora son voceros de la una comunidad de familias con hijos con espina bífida.

Para contar la historia de Caleb y sus divertidos disfraces, se abrió un blog donde se comparten fotografías y relatos escritos por el mismo joven, así como diversas fotografías de la vida cotidiana de toda la familia.

constructor

superman caleb

lluigi

mariobros

bamanana

esqueeto