Si eres de los que escucha música a todo volumen mientras maneja, tal vez deberías frenar. Investigadores de las universidades de Burgos, Cantabria y Westminster revelaron cierta influencia de la música durante la conducción a la hora de cometer infracciones de tráfico.

Los resultados apuntan a que si no se escucha música, la probabilidad de conducir sin superar el límite de velocidad es del 95,34 por ciento. En contraste, si los conductores ponen cualquier tipo de música, aumenta la tendencia a subir el nivel de velocidad.

Aunque hay que decir que hay diferencias dependiendo de la canción, y se cometen infracciones más graves si se reproduce música alegre, así que hay que atender este punto.

Incluso sería conveniente que en el auto, los pasajeros optaran por audífonos para escuchar su propia música en el camino y que el conductor pueda concentrarse.

Aunque en ciudades como la capital mexicana el tráfico es tal, que difícilmente la música influye en las infracciones de tránsito por velocidad, ya que en esos casos lo mejor es escuchar la música favorita en medio de horas de tráfico para tener paciencia.  La influencia de esta solo aplica al manejar altas velocidades.

Este equipo de investigación ha evaluado infracciones de distinto tipo, como las relacionadas con los semáforos, señales de tráfico vertical o marcas viales, pero el análisis se ha centrado en la de superar el límite de velocidad legal. En el estudio se han tenido en cuenta tanto el tipo de música, el sexo de los participantes y su destreza en la conducción.

El análisis muestra que los conductores menos experimentados llevan una velocidad adecuada si no ponen música, mientras que si la que escuchan es alegre no notan si van más rápido y tienen más probabilidad de sobrepasar el límite en comparación con los conductores expertos, que sufren en menor medida el efecto musical.

Para la prueba se utilizó un simulador de conducción que incluía todo tipo de situaciones y contextos realistas, como conducir con mal tiempo o con otros conductores con comportamiento agresivo, siempre por vías de alto rendimiento con tráfico.

Te recomendamos: