Las cosas que todo diseñador debe poseer

0
154

Durante esta temporada navideña muchos se dejan guiar por las rebajas y pagos que las tiendas ofrecen, comprando la mayoría de las veces objetos innecesarios o que rápidamente pasaran de moda y perderán su utilidad.

Notas relacionadas:
Lo mejor de la semana en Paredro
Motorola cambia el futuro de la publicidad impresa
“El Hobbit” pone de moda a Nueva Zelanda

Para un diseñador es indispensable contar con algunos objetos durante su vida laboral como personal, cosas básicas y con costos bajos, incluso algunas totalmente gratuitas.

A continuación, te presentamos una lista de cosas que todo diseñador debe tener, no necesariamente materiales:

1. Pluma y cuaderno para anotar las lecciones de la vida e ilustrarlas o empezar un escrito

2. Una tarjeta de la biblioteca para leer el Tao Te Ching, Anna Karenina, y Zen Mind Beginner’s Mind. Es importante leer, y si no se quiere gastar que mejor que visitar la biblioteca.

3. Un teléfono para llamar a los amigos para que puedan pasar tiempo juntos. El e-mail funciona también, y esto se puede hacer de forma gratuita a través de la computadora o smartphone

4. Un conjunto de ropa formal, además de otra serie de cambios en el closet. No toda la vida se puede andar de jeans y converse.

5. Una taza de té. Se puede usar cualquier taza.

6. Un jabón, ya que la higiene es importante.

7. Una membresia de gimnasio o un equipo deportivo para ejercitarse ne la naturaleza. Mantener el equilibrio corporal es muy importante en una profesión donde se está sentado la mayoría del tiempo.

Cosas gratis que todo diseñador debe poseer

Además, te recomendamos cosas que puedes hacer y tener de forma gratuita, sin la necesidad de poseer algo:

1. Meditación y tranquilidad.

2. Aprender a ser autosuficiente.

3. Hacer ejercicios o alguna actividad al aire libre.

4. Practicar la compasión.

5. Aprender a cocinar comida vegetariana simple o de todo.

6. Leer con frecuencia.

7. Crear todos los días.

8. Aprenda algo nuevo y practicar a menudo.

9. Practicar dejar ir el ego.