Lista de deseos para 2014

0
31

Aprovechando que iniciamos un año más, a continuación una lista de buenos deseos.

Que tu diseño cambie la vida de alguien.
Que tus pagos no se atrasen ningún día.
Que el disco duro de tu computadora lo tengas que depurar cada mes porque no te caben tantos proyectos.

Notas relacionadas:
Diseño: el trabajo de tiempo completo
La muerte del fotógrafo
5 razones para contratar diseño para tu negocio

Que tus nuevos clientes acepten firmar un contrato de prestación de servicios.
Que a tus clientes actuales les guste mucho tu trabajo.
Que asistas cuanto menos a unas conferencias de diseño, a un taller o curso.
Que te alcance para la nueva MacPro.
Que te llamen muchos prospectos de clientes luego de haber publicado tu portafolio en Behance.
Que todos los días hagas algo nuevo.
Que tu departamento de diseño crezca.
Que te acuerdes de tus ideas a la mañana siguiente de cuando las soñaste.
Que las ventas de la compañía donde trabajas aumenten.
Que Apple saque un procesador el doble de rápido y la mitad de barato.
Que tengas tu desktop ordenado.
Que no se te pierdan los archivos.
Que tengas que mudarte a una nueva oficina porque donde estás ya no cabes.
Que termines la carrera.
Que hagas algún proyecto sobre México.
Que a tu impresora nunca se le acabe el tóner.
Que siempre haya café en la oficina.
Que puedas descansar los fines de semana.
Que puedas salir de vacaciones.
Que tu grupo favorito no se separe y saquen un disco tan bueno como el primero.
Que hasta tú te sorprendas de tu creatividad.
Que compres aunque sea un libro de diseño cada dos o tres meses.
Que cambies tu iPad por un iPad Air.
Que te regalen plumas, lápices y plumones para bocetar.
Que en tu cumpleaños te den libretas para dibujar.
Que tu USB no se descomponga.
Que viajes mucho.
Que en México haya una organización de diseño.
Que tu iTunes ponga en shuffle solo tu música favorita.
Que no te reboten ningún presupuesto.
Que descubras cosas que creías que no podías hacer.
Que aprendas HTML.
Que no dejes tu blog olvidado.
Que hagas ese proyecto que siempre has querido.
Que consigas el cliente al que siempre le has querido trabajar.
Que te conviertas en twitstar.
Que tu disco externo nunca se llene.
Que te ganes un premio.
Que a los maestros les encanten tus proyectos.
Que recomiendes esta columna semanal.
Que te dejen escuchar música a todo volumen en tu oficina.
Que te dediquen un post en tu blog favorito y hablen sobre tu trabajo.
Que tengas muchas ofertas de trabajo.
Que conozcas nuevas fuentes.
Que tengas que subir el plan de tu teléfono por todas las llamadas de negocios que recibes.
Que tengas un 2014 increíble.