Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 3,938 vistas

Imprimir

Posted in:

Los 10 errores más comunes al pedir trabajo como diseñador

Para bien o para mal, pedir empleo para un diseñador gráfico no es un proceso normal como para la mayoría de los puestos de trabajo, y por lo mismo, siempre existen algunos detalles que comunmente se nos escapan y que pueden tener como consecuencia que nunca suene nuestro teléfono. A continuación te enlisto algunos de los más comunes:

Notas Relacionadas:
Tipografía digital 3: sobre compras y descargas
Tipografía digital 1: ¿Cómo funcionan las fuentes en tu computadora?
Tu presupuesto puede funcionar como un contrato
Este diseño “No me Gusta” y 5 formas de combatirlo

Error 1: Enviar tu CV en Word. Enviar tu CV en Word sin formato tendrá como consecuencia que no puedan conocer tu diseño y personalidad, eso te dará un desventaja con respecto a quienes sí lo hacen. Lo más recomendable es siempre tener un curriculum en PDF —el formato gráfico más universal, después del JPEG— y si quieres, una versión adicional en Word y enviar las dos, en caso de que no estés seguro que podrán abrir el PDF.

Error 2: No cuidar tu ortografía o escribir mal. No tienes idea de la cantidad de CVs que son desechados por tener errores ortográficos o de dedo, que a veces son insignificantes, como escribir “Telfono”, “Ilustrator” o “follteos”. Contrario a lo que mucha gente piensa no se trata de errores que denoten falta de cultura, sino de cuidado, y muchos puestos de diseño implican precisamente eso, un minucioso cuidado en los detalles.

Error 3: Llegar tarde. Si no calculas el tráfico que habrá para llegar, es mejor que salgas con tiempo y llegues antes. Te dará espacio para tomarte un café y relajar los nervios. También trata de no presentarte muy temprano, lo ideal son 5 minutos antes de la cita, así darán una excelente imagen de puntualidad.

Error 4: Dejar plantado al entrevistador. Muchas veces te llaman para concertar una cita y después de colgar lo meditas y decides que ese trabajo no es para ti. Ten la amabilidad de llamar para cancelar la entrevista. A veces sucede que no es el sueldo o puesto que buscabas, pero quizá la empresa te agrada, cancelar la cita no te cerrará las puertas a futuras oportunidades que puedan abrirse y empaten con tus intereses.

Error 5: Hablar mal de tus empleos anteriores. No significa que si te corrieron porque el jefe decidió contratar a su sobrina que quiere ser diseñador te lo guardes. Procura ser objetivo al hablar de tus empleos anteriores, que te haya tocado el recorte no significa que seas mal elemento, pero hablar pestes de tu último jefe no te ayudará a ganarte al nuevo (seguramente luego hablarás igual de él).

Error 6: Venir mal vestido. Ya sabemos que los diseñadores solo usamos trajes en las bodas, bautizos y velorios, pero venir mal vestido habla de poca formalidad e interés de tu parte. No importa que tu entrevistador esté en jeans, siempre procura estar mejor presentado que él. Tampoco importa que no vayas de traje o muy formal, ir bien vestido implica no usar jeans rotos, playeras si eres hombre; escotes, minifaldas o tenis si eres niña. Nunca te arrepentirás de haberte presentado formal.

Error 7: No llevar portafolio. Hoy está muy de moda tener tu portafolio en algún sitio, es hasta recomendable usar sitios dedicados a este tema. De todas formas siempre lo mejor es llevar una copia de tu portafolio en un USB, tableta, lap top o impreso. No sabes si te entrevistarán en un sala de proveedores sin acceso a internet o sin computadora. Ve preparado.

Error 8: Portafolios kilométricos. No hay una regla sobre el largo de tu portafolio, pero procura que sea diverso y con una combinación de aspectos técnicos (manejo de programas y disciplinas) y creativos (resultados), ambas cosas son importantes. Si eres recién egresado y solo dispones de trabajos de escuela, escoge aquellos que muestren procesos completos, como un folleto, revista o identidad corporativa. Evita los de retoques fotográficos e ilustración de los primeros semestres (a menos que seas ilustrador o fotógrafo, claro). Si crees que no tienes los suficientes, puedes producirlos específicamente para tu portafolio.

Error 9: No tener nada que decir. Hay preguntas básicas que todos los entrevistadores hacen y que es mejor estés preparado para ello: ¿Qué te gustaría hacer en un futuro? ¿Quién es tu diseñador o personaje al que más admiras? ¿Qué puedes contar sobre ti? ¿Cuál ha sido el proyecto que más te ha gustado?

Error 10: No mientas en tu CV. Lo dejé al final porque lo considero de los más importantes. Hay quienes afirman que su primer trabajo fue de director de arte a los 22 años, que las fechas no coinciden o que pongas programas que no sepan usar. Peor aún que te adjudiques trabajos que no has hecho. Tarde o temprano las mentiras salen a la luz y cuanto más tarde, las consecuencias son mayores.

Espero estos consejos te sean útiles, podrían ser la diferencia entre conseguir un trabajo o que te quedes esperando toda la vida.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Escrito por Design Lifer

Diseñador gráfico con maestría en diseño editorial por la Universidad Anáhuac y con cursos de Publishing en Stanford. Actualmente dirige MBA Estudio de Diseño, dedicado al diseño editorial, identidad y publicitario, además de realizar scounting y contratación de talento de diseño para diferentes empresas. Es profesor en la Universidad Anáhuac y la UVM. Le gusta la caligrafía, tipografía, la música y la tecnología.

208 posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *