Los 15 tipos de clientes más terribles con los que todo creativo se ha topado

0
89

Los clientes esos seres con los que siempre se tiene que lidiar, sea para bien o para mal, los hay de todos tipos, tan variados, que resulta difícil entenderlos a todos y, además, dejarlos satisfechos. Lo terrible es que al final de todo, el cliente siempre tiene la razón.

Notas relacionadas:
Los 8 tipos de clientes con los que ningún diseñador se quiere topar
Ridículas peticiones de los clientes a los diseñadores
“El cliente siempre tiene la razón”: Diseñador crea divertidos pósteres con las frases de los clientes

La firma Clipex especializada entre otras cosas en diseño web y social media ha elaborado una humorística infografía a la que tituló El maravillosos mundo de los clientes, sobre los diversos tipos de clientes con los que los creativos, sin importar su área de trabajo, se pueden encontrar.

Según Clipex existen al menos 15 distintos tipos de clientes, algunos más terribles que otros por su actitud o nivel de exigencia. Los creadores de esta infografía además de presentarlos también aconsejan qué hacer para lidiar con ellos y que la relación de trabajo sea lo más armoniosa posible.

1. Sr. No sé lo que quiero. Para combatir este tipo de clientes se aconseja dejar las especificaciones siempre por escrito y no permitir más modificaciones luego de lo establecido.

2. Sr. Asumo que ya todo está incluido. El típico que quiere agregar más actividades al proyecto sin pagar ni un peso más, se recomienda negociar con él la paga por las actividades extra.

3. Sr. Lo necesitaba para ayer. Típico, para este tipo de cliente se recomienda hacerle entender cuando las cosas son realmente imposibles y acercarlo a la realidad del proceso para que un trabajo esté listo.

4. Sr. Todo es una emergencia. Lo recomendable es establecer deadlines y hacer un plan de trabajo, además de hacerle entender que también existen otros clientes además de él.

5. Sra. No teníamos una deadline, o sí, es para mañana. Está bien, sólo hay que dejar en claro que si se agregan requerimientos será difícil cumplir con esa fecha.

6. Sr. No me importa, haz lo que quieras. Quizá el sueño de muchos, aunque siempre es mejor tener una retroalimentación enriquecedora del cliente.

7. Sr. Me preocupo tanto que sufro. Hay que ser claros con las expectativas que este tipo de clientes tiene, y hay que saber cuándo decirles que es factible y cuándo no lo es.

8. Sra. No sé lo que quiero, pero sé que eso no quiero. Uno de los clientes más difíciles a los que sólo hay que proponerles buenas ideas.

9. Sr. ¿Esto tendrá un costo extra? He gastado mucho en esto. El típico que se queja de la factura, se debe hacerle entender que si no paga más el trabajo no puede realizarse.

10. Sr. ¿Qué es un fin de semana? Alguien que a todas horas y todos los días de la semana demanda atención, a ellos hay que saber decirles que no.

11. Sra. Odio ese color sin ninguna razón. No hay que preguntarle cuál es su color favorito, sino más bien qué quiere conseguir con él, porque al final de cuentas el creativo es el experto.

12. Sr. ¿No tomará cinco minutos? A estos clientes que piensan que todo es rápido, se debe ponerlos en contexto y decirles que un trabajo creativo requiere tiempo.

13. Sr. Decisión por comité. A este tipo de clientes se les debe educar para que sólo se tenga contacto con una sola persona y no tener que consultar las decisiones con todos los miembros del equipo.

14. Sra. Acosadora. Son los que quieren estar en toda parte del proceso, a ellos se les debe explicar que todo trabajo tiene una duración estándar y no será diferente con ellos.

15. Sra. Lo que hiciste estuvo muy bien, pero eso no era lo que quería. Si durante el proceso no dio ninguna retroalimenación y luego quiere que se le rehaga el trabajo, se debe acordar con este tipo de clientes un costo extra.

¿Con cuáles de estos clientes te has encontrado?

clientes terribles