Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 3.479 vistas

Imprimir

Posted in:

Mándamelo en CMYK, dice… y en CMYK se lo mandamos. Parte 3 (de muchas)

México D.F.- El flujo de trabajo en rgb: básicamente. (muy básicamente)
Para los que me han seguido sin claudicar, al final de la entrega anterior concluimos que el archivo debería entregarse en RGB, básicamente por las incontables variables de la impresión comercial en cuatricromía (CMYK).


Pero ¿cómo hacemos para conocer y prever las pérdidas de color del RGB vs. CMYK? Si se preguntan ¿Cuáles pérdidas? veamos las siguientes imágenes:

Consideren que están viendo una proyección del máximo de saturación. Del centro de la gráfica (grises) hacia afuera es la saturación del color. ¿Y se preguntaban para qué demonios servían sus clases de geometría?

En la última imagen vemos todos los espacios juntos, de afuera hacia adentro, se va perdiendo saturación y eso es así. No hay nada que hacer. El chiste es controlar mediante la forma de hacer la conversion, que tanta profundidad tiene el color, es decir si la imagen se ve plana o con textura; que tan puras son las sombras, pero no podemos generar más saturación en CMYK. Esto quiere decir que si tienen su archivo en RGB Adobe 1998 y lo mandan al impresor en CMYK SWOP todo lo que hay entre ambos, se pierde. Pero el problema no está sólo ahí; está peor cuando, tal vez, su archivo es un empaque y se va a imprimir usando un std. PaC.Space y el archivo fue construido y entregado en SWOP, como suelen hacerlo sin dudar. El color que hubieran obtenido usando el std correcto, se fue. Kaput. Gone. Adiós. Lo que no sucede si trabajan en RGB con la pre-visualización en PaC.Space (o el que sea que deben usar) y así corrigen viendo lo que están haciendo, pero manteniendo la mayor cantidad de colores ¿Entendieron ahora? Y al final, solo al final, y sólo si es forzoso, lo convierten al std que debe de ser de acuerdo a la especificación del impresor. Por favor, siempre guarden una copia final sin convertir. Nunca saben si su archivo requerirá de ser impreso en diferentes medios (Cartelera, Revista, Empaque…)

OK. En cuanto al flujo. Cámaras digitales, película y monitor, “trabajan” en RGB. Por lo tanto es inútil, en la parte de diseño, usar el CMYK. Algunos plotter también trabajan en RGB, especialmente si no usan un RIP (Raster Image Processor) que hace las conversiones de RGB a CMYK par las pruebas de color, por supuesto, de acuerdo a un std predeterminado. El Photoshop pierde la mitad de sus funciones cuando trabajan en CMYK. No así el ilustrador ya que éste es un software hecho para preparar archivos que generalmente se van a reproducir en una impresión.
Ahora bien. Para que los monitores, las cámaras y los Scanner trabajen correctamente, requieren ser calibrados. Aquí les hablaré sólo del monitor ya que las cámaras son bronca de los fotógrafos (que muy pocos piensan que sus fotos se van a imprimir y lo que ello implica) y los scanner…. ya no se usan. El monitor es capaz de representar una gran gama de colores, pero ninguno que esté al alcance de la cartera de la mayoría de los diseñadores mexicanos, es capaz de reproducir el Adobe 1998. El monitor que uso es el de Apple, el más reciente, y su fidelidad de color es muy aceptable. Los hay muy profesionales pero son muy caros. Todos los monitores de más de 3 años de uso continuo van perdiendo gradualmente su capacidad de reproducir correctamente los colores por que las lámparas se van gastando. Especialmente si los usan al máximo de su luminosidad. El mío está ligeramente arriba de la mitad de su potencia. OJO: Las pantallas de las laptop reproducen gamas de color pequeñas, varían de una pantalla a otra y ninguna es buena para tomar decisiones críticas sobre color. Esas pantallas están hechas para que los colores se vean “bien padres” pero distan de ser herramientas para hacer juicios sobre el color. Por lo menos hasta hoy. Tal vez en un futuro cercano la tecnología nos presente pantallas laptop o tabletas “profesionales”

Hay muchos fabricantes de Software y algunos menos de hardware para calibrar monitores. El software que viene en el sistema operativo de una Mac para calibrar el monitor es muy limitado. Aunque es una herramienta gratuita, funciona “a ojo” y asume que el usuario tiene una (1)visión perfecta, constante y consistente, lo cual no existe. El software que yo uso se llama ColorEyes (CE) y es el que, a mi forma de ver, y después de usar otros 4 ó 5, es el que mejores resultados me ha dado. El ColorEyes lo pueden comprar en línea y hay versión para MacOS y Windows. En cuanto a hardware, también hay varios. Para mi, el i1 ( eye-one [ai-uan] ) es el mejor en términos de costo, beneficio y resultados. El fabricante es x-rite. Si. Lo consiguen en México. i1 tiene su propio software y funciona decentemente. (2) Yo prefiero usar el CE.

El uso de estándares y perfiles NO GARANTIZA una buena representación del color en el monitor. De nada va a servir que los usen si no calibran el monitor.

Acerca de la percepción de color, ésta es totalmente subjetiva y está condicionada por diversos factores como: cansancio, estado anímico, medio ambiente (contaminación, vapores de los solventes en la imprenta) agudeza visual, cultura e inclusive la evolución ligada a la zona geográfica. También existe un concepto que se llama memoria de color. Sólo ojos muy entrenados pueden llegar a tenerla pero, por lo menos para mí, es difícil confiar en ella cuando ya conocimos los factores anteriores. También hay enfermedades como el glaucoma o la catarata y deficiencias de la percepción de color como el daltonismo. 1 de cada 300 hombres es daltónico. 1 de cada 3000 mujeres es daltónica. ¿Ahora entienden por qué las mujeres deben elegir por los hombres el par de ese calcetín negro? Cuando un cliente les diga que su diseño o fotografía lo ven de “X” manera en su pantalla y uds lo ven de “XX” otra… es cierto, ambos lo ven diferente. Quizás les parezca correcto, pero es totalmente otra cosa. Entrar en discusiones referentes a la certeza de un color, es inútil. A larga o corta distancia, no tiene sentido alguno. Para acabar con esa discusión absurda hay que hablar sobre una prueba de color calibrada y certificada. Para comprobar la certeza del color hay equipos electrónicos que lo hacen por uno, lo miden y presentan resultados objetivos.
Notas:
(1) Hay que tener presente que no un hay par de ojos que vean igual a otro. Ningún ser humano puede asegurar que ve o percibe el color igual a otro. Es percepción y por definición es personal y subjetiva. Existe una prueba que pueden hacer para detectar qué tan bien distinguen las diferencias de color ustedes y sus clientes. Inclusive sus impresores. Pero nada sustituirá a un equipo electrónico. Todos los equipos mencionados los venden en México.
(2) Lo que yo hago o uso no es norma ni recomendación. No a todos les acomoda lo mismo. Pero puede ser un buen punto de partida para ustedes.
Nos falta mucho para acabar, si quieren que continuemos con el flujo de color en RGB, pregunten o hagan sus comentarios. Si no veo nada de ustedes, el siguiente tema será el “Las Pruebas de Color” o “La Evaluación en la Imprenta” o “El Diseñador y su mentado Pantone” Inclusive, pueden solicitar que PAREDRO.com organice un taller de Administración de Color. Si ya no quieren saber del color, lo entenderé; es muy complicado y aburrido para algunos. Podremos hablar también de ¿Cuando Cobrar por el Diseño? Ustedes deciden.

Yo…. me voy a cenar, tengo muchambre.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,