Neuromarketing en los carteles del cine: Bohemian Rhapsody

0
67
El neuromarketing en los carteles hace que el cerebro capte la información mostrada de manera sencilla digerida y para que se recuerde fácilmente.

El neuromarketing en los carteles consiste en la información dispuesta de cierta manera para que el cerebro la perciba y procesa de manera que influya en la toma de decisiones del consumidor. La materia gris capta más fácilmente las imágenes, por esto es que éstas influyen demasiado en cualquier campaña publicitaria.

Existen principios básicos en el neuromarketing que nos permiten diseñar de manera creativa, interesante y eficaz los carteles. Uno de los ejemplos principales son los anuncios de películas, en las que se deben organizar para presentar la información necesaria pero al mismo tiempo mostrar algo que los enganche.

Quizá te interese: Los 12 looks de Freddie Mercury más extravagantes | Atuendos icónicos.

En los carteles cinematograficos lo primero que se percibe es la parte superior centrar, por eso el gancho (una imagen que capte la atención) debe estar ahí. Seguido de esa zona, el ojo se baja a la parte inferior izquierda, para culminar en la inferior derecha, donde usualmente se coloca la información de éste. Es importante que no se sature de imágenes puesto que se perdería la atención.

En el caso del póster de Bohemian Rhapsody, la película biográfica de la banda inglesa Queen, especialista en neuromarketing Silver Reyes realizó un análisis sobre como los elementos de éste lo hacían un cartel eficaz.

Los colores usados en el cartel están degradados para no hacerlo molesto, puesto que son tonalidades que mal empleadas son demasiado llamativas. Las proporciones están bien guardadas bajo la famosa regla de tercios, tanto en horizontal como en vertical, y el sol crea un contraste perfecto para que la figura del actor sea la que más llame la atención.