No hay ventas sin diseño

0
66

México D.F.- “El que no enseña, no vende” la mejor manera de vender hoy en día es por medio de la publicidad, para ello el diseño juega un papel muy interesante ya que es el encargado de la creación de todos aquellos elementos visuales que harán que el proyecto publicitario tenga un enfoque exitoso ante el público cautivo. Si como empresario quieres tener una alta proyección en ventas es ampliamente recomendable que comiences a generar estrategias publicitarias con alto impacto visual, para ello es predominante contar con el trabajo de un buen diseñador.

En la actualidad, se genera la expectativa hacia el ámbito del diseño, mucho empresrios no han decidido apostar por los buenos diseños y creen que cualquiera lo puede hacer, no me dejarán mentir cuántos diseños malos van por ahi sin rumbo fijo ni mucho menos sin impactos visuales, pues bien, es cierto que en la actualidad la competencia en este ámbito ha crecido de manera sustancial pero cuando un empresario decide hacer una inversión en un diseño por lo regular lo quieren rápido y barato.

Existen muchas discrepancias acerca de la subjetividad del área del diseño, sin embargo cuando un buen diseño se apela a la creatividad y al buen trabajo, tendremos la certeza que la posibilidad aumenta de que las proyecciones esperadas superen las espectativas del posicionamiento y las ventas.

Estamos convencidos que entre los especialistas de la mercadotecnia que se enfocan al incremento de las ventas por medio de diversas estrategias y los diseñadores profesionales que se enfocan al desarrollo de impactos visuales que atraigan la atención del público, ambos esfuerzos siempre tendrán un mismo fin, el CLIENTE.

Efectivamente, no hay que esperar vender sin mostrarle a nuestros consumidores lo que somos y lo que vendemos.

Existe una necesidad por parte de los clientes, esa necesidad la trata de cubrir las empresas en la creación de productos y/o servicios, la mercadotecnia analiza las perspectivas del cliente para poder venderle y los diseñadores le muestran al mundo las maravillas de como satisfacer esas necesidades.

No es creación ni proyección de necesidades, es una estrategia que nos posiciona en la mente del público.

Es cierto, no hay ventas sin diseño, pero tampoco diseño sin ventas.