Orígenes de la Arquitectura Contemporánea: Posmodernismo

0
18197

La arquitectura posmoderna tiene sus orígenes en la década de los 50´s y tomo fuerza hacia los 70´s, entendamos que en ese momento dejaron de suceder varias cosas en el mundo, es decir, termino la segunda guerra mundial (1945), de algún modo, años después se inició la guerra fría, que implicaba la imposición o bien carrera por ver qué modelo era más eficiente, el capitalista o el socialista y evidentemente sus grandes representantes eran los Estados Unidos y Rusia.

Notas relacionadas:
Orígenes de la Arquitectura Contemporánea: Funcionalismo
Arquitectura Moderna y sus orígenes. Bauhaus

En pocas palabras, terminaron de pelearse a balazos e iniciaron los espías, armamento, teorías de conspiración, etc. Que podría suceder con esto y la arquitectura, el enfoque estaba en lo que se hacía en Estados Unidos, Europa estaba en reconstrucción.
Todos los representantes de las corrientes, estaban ahora, diseñando, trabajando y construyendo en Estados Unidos.

Recordemos que la mayoría de estas corrientes arquitectónicas aun tienen relevancia e influencia en nuestra arquitectura contemporánea. De hecho la intención de estos artículos es destacar algunos elementos o criterios básicos con el objeto de poder identificar en muestra ciudad o cualquier parte del mundo, a los edificios que nos rodean y determinar de donde viene esa creatividad y cuáles son sus motivos o influencias para llegar a esa propuesta.

Por esta situación, quisiera empezar al revés, primero enseñarles una foto del que considero máximo representante del posmodernismo, en nuestra querido ciudad de México (a mi criterio) y luego platicarles las características del movimiento y sus grandes representantes.

Pues bien, todos hemos caminado o pasado en coche por reforma, justo donde termina la parte verde del bosque de Chapultepec e inician los edificios característicos de esta ciudad, ahora grandes rascacielos y antes edificios históricos y de gran relevancia. En el número 465 de Apaseo de la Reforma, se encuentra un edificio que es un hotel y que me parece es muy característico e identificable por sus formas y acabados. Estoy hablando del hotel Marquis Reforma, ahora nótese que no estoy diciendo que este hotel se haya construido en la época de los 70´s ni que formalmente forme parte del inventario de los edificios posmodernistas en México, pero es muy clara su influencia de la corriente que estamos analizando. Tampoco estoy diciendo si el hotel me gusta o no, ese tema de los gustos es un criterio personal, lo que si les puedo decir, es que hace 15 años que estaba en la carrera de arquitectura, me parecía un edificio interesante; por qué interesante; pues simplemente porque era un edificio que de principio te hacía sentir la forma de un edificio moderno (recuerden que decir moderno en arquitectura, no es lo mismo que contemporánea, estamos hablando de hace unos 80 años), pero con materiales nuevos, de los que se introdujeron con la Bauhaus y se reafirmaron con el estilo internacional.

Yo les pregunto, ustedes que opinan del edificio, es muy probable que lo identifiquen.

grand marquis

Ahora pasando a las características del movimiento, pues eran muy sencillas y como todo en esta vida, las modas regresan y esos viejos lentes obscuros de tu Papá, guárdalos lo suficiente y estarán de moda nuevamente. Y eso es un poco lo que pasa con las corrientes arquitectónicas, el estilo internacional, proponía la sencillez de los elementos y materiales utilizados, ¿se acuerdan? … Less is more

Ahora esta corriente quería eliminar las formas puras o limpias, buscar la monumentalidad, una riqueza visual de las formas, recuperar el ornamento, recuperar el ingenio y la referencia.

Todas estas características son las que tenían los edificios a fínales del siglo XIX y principios de XX, ahora serian reinterpretadas por los nuevos arquitectos.

Las formas y los espacios funcionales del estilo moderno, se sustituyen por diversas estéticas: los estilos se mezclan, la forma se adopta por sí misma y abundan las nuevas formas de ver estilos y entender los espacios. Quizás siendo lo más obvio, los arquitectos redescubrieron el valor expresivo y simbólico de los elementos arquitectónicos y las formas que se habían desarrollado través de siglos de construcción, que habían sido abandonados por el estilo moderno.

Dos de los edificios más emblemáticos de este periodo se encuentran en Estados Unidos y específicamente, uno en Nueva York y otro en Portland.

El edificio de Nueva York es del arquitecto Philip Johnson, el arquitecto era muy amigo y colega de Mies Van der Rohe y de Le Corbusier, fue su guía de turistas cuando estos arquitectos llegaron a Estados Unidos por primera vez. Fue un arquitecto de premio Pritsker (El Oscar de la Arquitectura) y su obra más destacada fue la “Glass House”, actualmente muy reconocida por su simpleza y trasparencia.

Glasshouse-philip-johnson

El edificio actualmente se conoce como el Edificio de Sony, pero cuando se construyo era el Edificio AT6T. Notaran en la foto que el edificio tiene una gran altura, característica de los rascacielos de NY, pero con un detalle en la parte superior que nos hace recordar los frisos o frontones de la arquitectura romana, pero en gigante.

sony

sony building 2

El otro edificio característico es de Michael Graves, arquitecto que hasta vende mobiliario, accesorios de oficina, portafolios, etc. Pues bien, este arquitecto, gano el concurso para diseñar el edificio Portland en 1979 cuando a un era joven pero amigo de Philip Johnson, su propuesta fue la seleccionado por ser la que distaba del diseño de la época, vidrio, concreto y acero.

El edificio hacía referencia y reinterpretación de elementos clásicos; pilastras, dovelas y Belvederes a gran escala. El edificio está construido en un basamento de doble altura, haciendo reminiscencia a un pedestal griego, que divide el edificio en la clásica composición triple de base, cuerpo y cubierta o techo.

Portland Building

Portland-Building 2

Concepto Portland Building

En términos coloquiales, regresamos al ornamento exagerado, colores llamativos y proporcionados por los propios materiales, pero con edificios de grandes alturas o varios pisos.

La verdad, los ejemplos representativos de esta corriente no me encantan, sin embargo como dicen “en gustos se rompen géneros”, solo les pido un favor, con las características que les mencione, vean nuevamente el edificio del Hotel Marquis y díganme si no está influenciado en esta corriente.