Para principiantes: ¿Cuánto debo cobrar por mi trabajo?

0
163

Una de las grandes cuestiones de lo diseñadores que comienzan su carrera (o para otros que ahora son independientes) es no saber cuanto deben cobrar, pero hay tres tips que pueden ayudar a resolver esta problemática.

Notas relacionadas
Object Nomades, los muebles de lujo para llevar de Louis Vuitton
BMW rinde tributo a sus autos con la bicicleta Cruise M-Bike
Haz networking: 10 tips para comenzar relaciones comerciales


Dan Mall, un director creativo y asesor, publicó un artículo en DearDesignStudent, en el que intenta resolver esta gran duda que a muchos principiantes puede convertirse en un problema, pero también para otros ya más avanzados.

Mall asegura que hay asegura que el saber el precio del trabajo profesional de un diseñador implica tres pasos:

1. Imitar
La primera ocasión Mall recomienda escoger una tarifa por hora, no hay una tasa de precio definida, sólo elegir un precio de nada, pues todos lo hacen.

La mayoría de los diseñadores profesionales con pocos años cobran entre 70 y 120 dólares por hora. No hay lógica de estos precios, pero cuando se trata de un estudiante, es probable que ni cuente con la habilidad o la experiencia para competir, por ello comenzar en 25 y 50 dólares la hora es más apropiado.

dinero2

2. Pregunta
¿En el siguiente proyecto se debe cobrar lo mismo? Primero se debe evaluar las dificultades y virtudes de haber cobrado esa cantidad. Una vez hecho eso, entonces se puede proceder a decir que si.

Pero si tu instinto te dice que no, por que es demasiado baja entonces habrá que incrementarla. Y si te sientes confundido acerca del precio, entonces piensa en tus necesidades ¿qué te hace falta o para que quieres el dinero?

La cuestión es que uno mismo se dé cuenta de ¿cuál es el precio de los fines de semana? ¿de las vacaciones? ¿de las horas perdidas de sueño? Con el tiempo se desarrolla este instinto de saber cuánto cobrar. Los freelancers más experimentados y dueños de negocios cobran el trabajo y fijan el precio en el acto sin tablas de precios a la mano. Es cuestión de práctica.

3. Experimenta.
Una vez encaminado, entonces es tiempo de experimentar si cobrar una tarifa fija o bien por hora. Si actualmente facturas por hora, prueba con un precio fijo la próxima vez y viceversa. Se puede experimentar un “N” número de veces, pero se debe hacer.