Pasteles, sopas y más comida es el escenario perfecto para un fotógrafo

0
130

Un muffin relleno de chocolate se puede convertir en una verdadera obra en reparación para un pequeño equipo de hombrecitos, así lo ha demostrado el fotógrafo Nicolas K, quien utiliza todo su ingenio y creatividad para hacer de un alimento todo un pequeño mundo.

Notas relacionadas:
Averigua cómo serían los hijos de las princesas Disney (y uno que otro colado)
Transforma la canción Blurred Lines en una creativa lección de gramática inglesa
¿Por qué el diseño debe ser responsivo?


Este artista toma alimentos como pasteles, sopas y otras golosinas para crear pequeños escenarios con ayuda de las figuras Preiser y el resultado es sorprendente, pues las imagenes son sumamente limpias.

Las imágenes resultan ser muy atractivas por la idea que Nicolas ha plasmado a través de sus fotografías y por el montaje realizado en ellas, porque sus imágenes no son producto del uso de programas de edición.

El artista se dio a la tarea de montar con las pequeñas figuras humanas y con los alimentos una escena, de tal manera que todo resulta ser genial, casi como si se tratara del retrato de un momento mágico en un mini universo paralelo.

nk1

nk2

nk3

nk4

nk5

nk6