Por favor ¡Seamos niños!

0
14

Es curioso cuando éramos unos chavales (niños) nos regañaban para comportarnos como adultos. Cuando nos decían que no debíamos meter las manos a la sopa o no robarle el biberón a tu hermana, más lo hacíamos. Estoy de acuerdo que nuestro país no necesita riquezas, ni mejores personas. ¿Vivir en un país perfecto sería la solución?

Países como Suecia se cuenta con demasiada perfección. Desde participación ciudadana, donde las voces del pueblo son escuchadas y mejor aún cuando la opinión es tangible, es decir, se esta llevando a cabo. Estonia sería vivir en el mundo ideal. No veo como un latino, caribeño o mexicano se pueda comportar en un país con reglas exactas y sin desorden alguno.

Suena aburrido, ¿no? Entonces realmente ¿que queremos?. Opino lo siguiente: seamos niños de nuevo. Seguramente estás leyendo esto (si es que alguien lo hace) desde tu oficina. Le estás dando tiempo al tiempo pues porque que hueva chambear en lunes. Entregar el reporte que le debes a tu supervisora o supervisor desde hace 67 días y contando.

Te levantaste hoy con retraso y le echaste la culpa porque no tenías comida para darle a los peces o al famoso tráfico. Te pusiste lo primero que viste, cuando ayer domingo tuviste todo el día para planear este día de hoy o la semana. Las responsabilidades aumentan, por lo tanto el estrés también sin gestión alguna. Las canas, la calvicie, las arrugar, los dolores y las crudas…morales (peores que las físicas).

Sí, ser adulto es un poco aburrido, creo que eliminaría el “poco”. En la escuela nos formamos con una educación y nivel académico que no cambia desde la antigua Grecia. Estaría cool ir a una escuela como las instalaciones de Google. ¿Por qué las cosas tienen que ser como son y no pueden ser diferentes? Espero no ofender a los fanáticos (no creo que haya)…el ir a misa, poner atención, “arrepentirte”, “confesarte”, dar la mano para transmitir “la paz”. ¿Se han fijado que es el momento en donde todos sonríen? Bueno, pues es porque en 11 minutos se habrá acabado la ceremonia y podrás desplazarte a comer unos mariscos o con tu pareja al cine.

No sé, quizá divago mucho, pero insisto en ser diferente y de maneras diferentes. Nadie va a la biblioteca, ya que el edificio es aburrido. La chica (siempre es una mujer no sé por que) con lentes de pasta no porque sea hipster, sino porque son los que compró hace décadas, con cordón en las patas; cabello corto y perfume No. 5 de Coco Chanel.

Esperen, el sistema para encontrar un libro es más burocrático que dar de alta una PYME o denunciar a alguien. Se busca primero el código, para el género del libro, luego un numerito para encontrar el tema, luego otro numerito, pero más larguito para encontrar el autor. ¡Chiales! ¿En que pasillo era? Pues ahí esta no un numerito,pero si otro código. La bibliotecaria (¿Qué se tiene que estudiar para ser bibliotecaria?

¿Te pagan?) demasiado impaciente porque es la sexta vez que le preguntas. Pues si,resulta que el compa que llegó primero que tu había puesto el libro en la sección de las revistas. Claro, le dio flojera.

Es un tema que iré profundizando, pero nosotros los diseñadores, mercadólogos y publicistas para que todo esto recién charlado sea de una manera divertida y sobre todo amigable. En verdad que tenemos una gran tarea. Cuando se habla de innovación será cansado al mismo tiempo que divertido. Por lo menos más divertido en lo que vas a hacer en después de leer el punto final. Por supuesto que esto… continuará.