¿Puede patentarse el color? Estos 4 ejemplos lo confirman

0
561

Diversos casos del registro legal de colores han causado polémica y hacen reflexionar sobre si es o no correcto adueñarse del uso exclusivo de una cromática.

Y es que no es que sean los colores en sí los que se registran ante las oficinas de autoría intelectual, sino el secreto industrial que conduce a que nadie más sea capaz de hacer uso del tal color… a menos que encuentre otra manera de obtenerlo.

A continuación mencionaremos cuatro casos en los que se han patentado ante oficinas de registro intelectual el uso de colores y la fórmula para obtenerlos.

En negro más puro tiene dueño
Un caso reciente es del artista plástico Anish Kapoor, quien compró los derechos de la fórmula para elaborar la sustancia más negra jamás desarrollada: Vantablack, que está conformado por carbono capaz de atrapar el 99,96% de la luz.

Hablamos de un desarrollo tecnológico que puede aportar elementos interesantes a la ciencia y al desarrollo de la óptica, pero tal parece que a Surrey NanoSystems, la compañía británica que desarrolló el oscuro pigmento, le pareció más importante otorgársela en exclusiva al creativo visual.

shutterstock_302271374

Tiffany, azul con estilo
El azul Tiffany es de uso exclusivo de Tiffany & Co. la famosa firma de joyería. Pantone produce las muestras de color para los catálogos de la marca, pero no para los propios del organismo especializado en determinar el color. El número con el que está registrado el Azul Tiffany es 1837, que es el año de la fundaación de la joyería.

shutterstock_317183099

El azul Klein
Se trata de una cromática que fue desarrollada por el artista plástico francés Yves Klein, la cual puso bajo registro hacia finales de la década de 1950 y no fue sino hasta su muerte, en 1962, que pudo ser utilizada por las demás personas. Kliein desarrolló esta intensidad de coloración a partir de la mezcla de químicos y pinturas en muchas de piezas creativas lo utilizó para explorar sus alcances artísticos.

El magenta también fue registrado
Hace unos años, en 2007, una compañía holandesa, T Mobile, decidió registrar como suyo el color magenta ante la oficina europea de patentes, lo que causó un malestar generalizado y diversas campañas para protestar.

shutterstock_133503329

Imágenes: Twitter y Shutterstock