¿Qué es un meme? Parte 2

0
122

La receta de un “viral” The Tourist Guy
El 9/11 es una fecha que parte la historia en un antes y después. Es una fecha memorable para aquellos que lo vimos, prácticamente, en vivo gracias a Internet. Por aquellos días era difícil tener una conexión veloz en casa, por tanto era en el trabajo donde podías poner tu Napster a bajar música (si los de IT te abrían los puertos) y seguir los portales noticiosos que transmitían en streaming por medio de RealPlayer.

Notas Relacionadas:
¿QUÉ ES UN MEME? PARTE 1
¿EL DISEÑO ES ARTE?
¿CÓMO SE HACE UN BRIEF CREATIVO? 5 CARACTERÍSTICAS, PARTE 2
¿CÓMO SE HACE UN BRIEF CREATIVO? 5 CARACTERÍSTICAS. PARTE 1

Un día después de los hechos trágicos apareció una fotografía que se propagó por medio de E-mail con una historia que, palabras más palabras menos, decía que entre los escombros de las torres gemelas había aparecido una cámara digital y en su memoria estaba esta imagen que retrataba los instantes previos al primer impacto.

Un día después de los hechos trágicos apareció una fotografía que se propagó por medio de E-mail con una historia que, palabras más palabras menos, decía que entre los escombros de las torres gemelas había aparecido una cámara digital y en su memoria estaba esta imagen que retrataba los instantes previos al primer impacto.

La imagen le dio la vuelta al mundo (así dicen en los noticiarios), salió en portales de noticias, apareció en TV y una gran mayoría de seres humanos la dieron por cierta y la historia se propagó en cuestión de horas en blogs y a través de Messenger y ICQ.
No pasó mucho tiempo cuando la verdad salió a la luz: La imagen había sido retocada y el avión puesto después. La foto correspondía realmente a 1997 a un tipo que viajó a NY y visitó las torres.

La respuesta de la gente no se hizo esperar ante tal timo y muy pronto comenzaron a aparecer parodias de la famosa figura del turista siendo participe en otras tragedias como el hundimiento del Titanic, la explosión de Hiroshima y hasta de villano en The Matrix.

Surgió un sitio WEB que recopilaba “lo mejor” del prank llamado TheTouristGuy.com y durante unas semanas se convirtió en el destino digital de muchos para tomar con un poco de humor la tragedia que se vivía en NY. Estábamos ante el nacimiento de un nuevo fenómeno.
Como el tourist guy vinieron muchos otros fenómenos (ojo que lo llamo fenómeno porque en ese entonces aún no se le denominaba meme) que detonaban la colaboración de una comunidad para hacerlo más grande.
En aquel 2001 vimos el nacimiento de un nuevo término que se convirtió en un buzzword publicitario: Web 2.0
La clave del llamado Web 2.0 era el espíritu colaborativo, todos los clientes querían su Web 2.0: Un blog, un foro, una galería para que la gente subiera fotos, etc.
La colaboración vino a traer otro tipo de propagación que ya no fue solo de un gif o un video, sino crear una versión personalizada de ese gif o video.

La creación de versiones de un mismo meme es otra manera de propagarlo o viralizarlo. Requiere de un ejercicio creativo y colaborativo para hacerlo crecer y llegar a más gente.
Muchos creen que “Meme” y “Viral” son la misma cosa, pero no. Mientras el Meme es un pedazo de información, la viralidad es una consecuencia de diversos elementos tangibles e intangibles que lo propagan con menos o más velocidad y facilidad. Vamos, mientras el meme es la flecha, la viralidad es el arco, el viento y la habilidad del arquero.

La receta de un “viral”
Los elementos básicos que hacen que una imagen, video o texto se pueda (Ojo: ¡Se pueda!) volver viral son 3:

1. La familiaridad: Para que el meme sea factible de mover a las masas es necesario que genere una conexión con un sector de la población específico. Los gatos son un claro ejemplo de familiaridad, puesto que es más fácil que una persona ame la imagen de un gato en vez de odiarla.

2. La conexión: Ya sea el humor, la reflexión, el efecto “¡Ahhhh!”, la sorpresa, la indignación o incluso el asco, es necesario que el meme contenga un elemento que genere una conexión con la gente para que ésta, a su vez, deseé compartirlo y se propague. Además la conexión es básica para que la comunidad pueda ser inspirada a propagar el meme, ya sea tan solo compartiéndolo o ya sea participando o colaborando.

3. Los medios: En el posteo anterior hablé de las postales de gatos de los 1870´s y como los elementos como la familiaridad y la conexión estaban presentes. Sin embargo es el medio lo que permite que esa información se propague con menor o mayor facilidad y velocidad. Hoy día es fácil ver memes que duran unas semanas o que duran tan solo unas horas gracias a las redes sociales. Los trending topics en Twitter, por ejemplo, son un claro ejemplo de un meme que puede durar tan solo unas horas en el top 10. Es increíble como en tan solo 60 segundos en los medios digitales puede ocurrir algo que cambie las tendencias y nazca un nuevo meme.

Es así como la suma y las variaciones de esos elementos componen el efecto viral que tantos y tantos clientes creen que pueden lograr fácilmente con casi cero inversión.
En el siguiente y último post hablaré de los memes y su repercusión en el mundo de la publicidad.