¿Quién es el dueño del problema?

0
192

Constantemente vivimos en el estrés del día a día, en un sin fin de soluciones a resolver, es común que nos digan “que una agencia gana por creatividad y no por servicio” pero justo en el momento en el que tenemos un límite para tiempos de entrega es cuando llega el conteo de horas, es justo cuando el estrés llega a cualquier agencia y se convierte en la bola caliente que nadie quisiera tomar en sus manos.

Justo ahí es cuando a la fecha nos seguimos preguntando ¿Quién es el dueño del problema?. Es cuando quisiéramos que alguien nos respondiera quién tiene el poder, o cómo otorgarlo dependiendo de la situacion o situaciones que tenemos con los diferentes tipos de clientes.

El asunto aquí es que siempre hay que probar, o será que hagamos lo que muchas marcas en los anaqueles hacen, colocar una línea de productos seis meses en la parte superior y después del cambio de marca, a la parte inferior, con el fin de “moverse de lugar”, “analizar las situaciones o eventos desde otra perspectiva”.

Accionar, reaccionar, empoderar, gestionar, son sólo cuatro palabras que constantemente entran en juego, aunque llegan momentos en los que hay que cuestionar quién hace qué, quién juega el rol de qué, saber si vale la pena hacer descriptivos de puesto para delimitar o más bien no limitar para accionar en equipo… que lo hagamos, recomiendo, sea lo más multidiciplinario que hagan los integrantes de un equipo de trabajo.

Cuántas veces hacemos una estructura para apegarnos a ella, cuántas veces la cambiamos, cuántas veces hacemos cambios para seguir modificando, pienso que tiene que ir de la mano de la situacion y el equipo que lo conforma, es el principio de diseñar centrados en el ser humano, es el siempre cuestionar cómo podemos cambiar las estructuras de la agencia para lograr más y más “hits”, hits creativos, hits donde los integrantes se sientan que están siempre tocando partes divertidas e interesantes de cualquier proyecto, de cualquier negocio.

Es buscar la manera en la que podamos construir para construir, evitar destruir para destruir lo cual siempre es más fácil y más rápido, con esto planteo que es muy posible que ya que tengamos una estructura, hagamos lo posible por estarla cambiando y siempre provocar lo que tenemos que los pilares: Creativos, de Cuentas, de Produccion, de Administracion hagan un cambio de “analizar posibilidades” para tener una nueva perspectiva de un todo.