Si quieres comprar un inmueble para rentarlo, ¿sabes cuál es el desarrollo más conveniente?

0
298
Al momento de comprar cualquier inmueble para un negocio, es crucial que las personas distingan entre una inversión prometedora y uno de alto riesgo.
Foto: Bigstock

La industria de los bienes raíces es muy provechosa para generar ganancias. Quienes se dedican a este mercado de forma profesional, generalmente tienen la oportunidad para vivir una carrera satisfactoria y financieramente conveniente. Pero también las personas que compran un inmueble pueden aspirar a hacer crecer su patrimonio en el largo plazo. Así como es válido vender la propiedad para una ganancia, se le puede dar un uso propio.

Quizá te interese: 5 apps para desarrollar la creatividad diariamente.

Sin embargo, una de las opciones más provechosas es precisamente rentar el inmueble. De esta forma, se puede obtener una ganancia constante a lo largo de los años. Después, cuando se tiene una plusvalía de la propiedad, simplemente venderla a través de los canales correctos. A pesar que es un plan financiero sólido, no todos los desarrollos de bienes raíces son igual de provechosos para este objetivo. De hecho, hay proyectos con un mejor potencial financiero.

¿Qué inmueble debo comprar si mi objetivo es rentar?

Alejandro Escobar, broker de RE/MAX ADN en Querétaro, Querétaro, apunta que si una persona quiere invertir en un desarrollo de bienes raíces para rentar, es mejor un inmueble comercial. Apunta que esto se debe a que el rendimiento de este tipo de edificios están casi al doble de porcentaje de rendimiento, comparados con los de tipo residencial. Asimismo, señala que también se suele ver un retorno de inversión mucho más rápido que en viviendas.

De cualquier forma, el experto de RE/MAX apunta que hay algunos factores importantes adicionales que se deben revisar:

El cliente en el desarrollo comercial debe pagar el IVA, mientras que en un residencial está exento de este pago de impuesto. También es cuestión de seguridad, ya que invertir en un desarrollo comercial implica que los clientes son empresas o personas físicas con actividad empresarial. Agentes que buscan esa propiedad para instalar una fábrica o prestar servicios. Hay más certidumbre si el pago de la renta depende de una cadena productiva en el proceso.