¿Quieres entrar al mercado inmobiliario? Ventajas de tener una franquicia de bienes raíces

0
76

Cuando la gente considera una carrera en el mercado inmobiliario, generalmente piensa en convertirse en un agente. Pero hay otras oportunidades a disposición de quienes tengan una ambición más grande en el entorno de negocios. Una de las más llamativas es volverse dueño de una franquicia de bienes raíces. Y es que hay varias ventajas que pueden contribuir a que el desarrollo de los individuos sea mucho más ambicioso y provechoso en el futuro a largo plazo:

Una franquicia te permite apoyarte de una marca de talla global

La gran ventaja de operar este tipo de negocios es que no se empieza desde cero. Claro, un profesional de bienes raíces siempre puede decidir crear su propia empresa. Sin embargo, va a tener que trabajar en posicionar el nombre de su proyecto. No solo eso, sino que tiene que crear casi desde cero relaciones con clientes, proveedores y otros agentes de la industria. Esto puede hacer muy difícil que una operación despegue, tomando incluso años para funcionar.

Permite acceder a una red de otros profesionales

Otra gran ventaja de ser el dueño de una franquicia es que no se está solo en el mundo de los negocios. En muchos mercados, siempre suele ser mejor contar con amigos y aliados que sirvan de apoyo y asesoría para despegar las operaciones. Cuando se es parte una marca, hay cientos, tal vez miles de personas en el país y el mundo que forman parte de la “familia”. Y en este sentido, siempre estarán ahí para apoyarse entre sí, siempre con la meta de crecer juntos.

Acceso a herramientas tecnológicas desde una franquicia

Hoy en día, ningún mercado o industria puede funcionar a su máximo potencial si no se tiene el apoyo de los programas y apoyos digitales adecuados. Pero desarrollar un sistema propio, o contratar el de alguien más puede ser un proceso costoso y complicado. Cuando se es parte de una red en el mercado de bienes raíces, la empresa matriz suele proporcionar toda esta infraestructura. Así, se pueden enfocar los profesionales en dar la mejor atención al público.

También hay que reconocer que tener una franquicia de bienes raíces depende mucho de a qué marca se unan los profesionales. En empresas como RE/MAX, se tiene un modelo donde no existen las regalías. En otras palabras, los dueños solo pagan una cuota fija, por lo que el negocio puede conservar la mayor parte de sus utilidades y verdaderamente cosechar los frutos de su trabajo. Así pues, se convierte en una excelente opción de desarrollo profesional.