¿Quieres ser fotógrafo? Averigua si tienes vocación y adquiere un buen equipo

0
615

La fotografía profesional es una excelente opción para desarrollar la creatividad visual con una adecuada remuneración por tu trabajo, se trata de una profesión donde, más que la edad y cualquier título escolar no son tan importantes como como poseer un buen ojo, la capacidad de hacer productos de calidad y la suficiente disciplina.

Se trata, sin embargo de  un campo muy competitivo, por lo que es fundamental la preparación para perfeccionar este oficio y construir un portafolio de tu mejor trabajo. Por ello, el fotógrafo marroquí Rachid Shop comparte sus recomendaciones a continuación.

Los consejos a continuación deberían ayudarlo a comenzar

Paso 1: Decide si la fotografía es para ti o no 

1) Habla con otros profesionales de la fotografía.  Muchas personas que ya trabajan como fotógrafos profesionales estarán dispuestas a brindar sus consejos. Realiza preguntas directas tópicos que posiblemente te interesen, esto te ayudará a decidir desde el principio si vas a disfrutar del trabajo y si eres un buen candidato para especializarte en la fotografía. Hablar con las personas adecuadas, podrá hacerte saber sobre las trampas y los inconvenientes que puedan existir.

 

 

Pregunta si puedes seguir los pasos de uno de ellos  por un día o incluso una semana de trabajo.

2) Explora diferentes tipos de fotografía. Los fotógrafos profesionales tienden a adaptarse mejor cuando no difunden demasiado su talento. Los conocimientos más valiosos se integran a estilos específicos de fotografía que pueden ser pasados por alto fotógrafos sin especialización específica  Por ejemplo, podrías tomar fotos fantásticas de bebés, pero no tener idea de cómo capturar vehículos de carreras. Eso no quiere decir  que no puedas cambiar de un género a otro, pero sí indica que siempre habrá mucho aprendizaje por adquirir.  Por ello es mejor concentrarse en un área de fotografía a la vez y no querer abarcar todo de una vez… tiempo al tiempo.

Observa diferentes áreas  de fotografía, como fotoperiodismo, fotografía documental, fotografía comercial, fotografía de bellas artes, retratos, etcétera y toma en cuenta que algunas imágenes pueden parecer comunes y corrientes -como fotografías escolares-, pero pueden ser un flujo constante de ingresos. Por otra parte, las tomas importantes y emocionantes,  -de lugares y viajes, por ejemplo- pueden ser esporádicas en términos costosas de obtener. Usa tu sentido común.

Paso 2: Alcanza la calidad necesaria
1) Decide  qué tipo de cámara vas a utilizar. Hoy en día, la mayoría de los fotógrafos profesionales usan cámaras SLR digitales de alto precio y calidad comprobada. Sin embargo, el tipo de cámara con la que comiences no necesita ser muy costosa; todo depende del estilo de fotografía con el que quieras involucrarte, investiga para encontrar cámaras de calidad a un precio que esté a tu alcance. A medida que mejores y obtengas una base de clientes más grande podrás  actualizar tu equipo fotográfico y hasta acumular varios tipos para diferentes necesidades de fotografía.

 

Muchas cámaras y equipos de segunda mano  están disponibles a través de sitios de subastas en línea y en tiendas especializadas, e incluso a través de amigos y familiares. Si compra cámaras de segunda mano y equipo relacionado. Compra una funda de buena calidad para proteger tu equipo.

2) Comprende la importancia de invertir en tu objetivo. La lente debe ser extraíble para que puedas colocarlo en el cuerpo de otra cámara si decides actualizarla posteriormente.

Un lente zoom de lujo puede parecer una buena idea, pero aprenderás más sobre la composición con una lente de 50 mm de longitud focal fija. Tu lente también será más barato y generalmente más nítida. Una lente fija de 50 mm tiene una abertura más ancha, como un 1.8, lo que te permitirá disparar con poca luz.