Rebranding: 5 preguntas para renovar una marca

0
308

Todo proceso de rebranding representa es una decisión compleja que involucra a la imagen y la posición que una marca tiene dentro de su mercado.

Para determinar si es factible o no desarrollar todo un proceso creativo que renueve lo que los consumidores perciben de los productos y la firma en general, vale la pena formularse las siguientes cinco preguntas.

1.- ¿La imagen de la marca sigue siendo vigente?
Hay marcas que se colocan, con el paso del tiempo, dentro de la preferencia de los clientes y su imagen se establece como un “clásico” cuyos valores se transmiten de generación en generación. Pero no todas las marcas logran tal éxito, llegan a perder vigencia y es necesario preguntarse si se ha llegado a esta condición? Si la respuesta es afirmativa, es momento de renovar el branding de la firma o institución.

2.- ¿El consumidor sigue buscando lo que ofrece la marca?
Para saber si se debe o no renovar la imagen de una marca, hay que preguntarse qué es lo que el consumidor quiere, observar su hábitos de consumo, sus preferencias y las necesidades nuevas pudieran haber surgido y que esté, dentro de los alcances de la marca, satisfacer tales necesidades.

3.- ¿Cuáles áreas de oportunidad puede tener la marca?
Hay que saber determinar los aspectos de una marca y sus productos que son suceptibles a mejoras. Evidentemente no se deben denotar estas dificultades, por el contrario, la idea es reforzar las ventajas que la marca u organización, así como sus servicios y sus productos, pueden ofrecer.

4.- ¿Qué ofrecen las otras marcas?
Hay que aprender a observar los aciertos y errores de la competencia, reconocer en qué resultan atractivos, conocer sus productos y de qué manera logran conectarse con los consumidores. No se trata de imitar la imagen de la competencia, en todo caso, conocer lo que hace permite tomar una buena distancia creativa de ella.

5.- ¿Cómo se puede llegar a ser memorable?
Es momento de recurrir, con base en los elementos determinados en los cuatro puntos anteriores, los elementos visuales y creativos que conformarán la nueva imagen de una marca: color, formas, técnicas, recursos, fotografía, ideas concretas -también abstractas- y mucha imaginación se conjugarán para renovar con éxito la imagen de una marca.