Reciclando la Creatividad

0
29

El empaque y su diseño son un tema de suma importancia para la vida de un producto y en el caso de contener productos de orden alimenticio, cumplen una función doble: el de protección de los alimentos y el de llamar la atención del consumidor. En palabras del propio Carlos Alazraki, presidente de AMAP (Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad) el envase aporta valor a la marca y es decisivo al momento de hacer una compra.
Notas Relacionadas:
Mejor diseño de empaque igual a mejores ventas
El diseño en la evolución de logotipos
El diseño, base del manual de identidad corporativa

En la actualidad el consumidor está abierto a cosas nuevas y es más responsable ecológicamente hablando, lo que implica que busca cosas nuevas, donde la creatividad, estructura, diseño e incluso tecnología van de la mano. Actualmente las empresas se están enfocando en empaques reciclables y/o reusables, de acuerdo con la RPA (Reusable Packaging Association) el beneficio de estos empaques recae en los costos de producción, reduce el daño a los alimentos, reduce inventarios, espacios y lo más importante, reduce la huella en el medio ambiente.

El área del diseño ha puesto manos a la obra, ya que cumplen con 2 expectativas, por un lado de ventas y por el otro de convertirse en marcas sustentables, uno de lo ejemplos en México es Unilever, que el 36% de sus materias primas fueron abastecidas de manera sustentable, incluyendo la producción de empaques.

Algunos otros ejemplos pueden ser Starbucks, que con arcilla de platos rotos ha hecho toda una linea de tazas para degustar una buena taza de café, también la marca de tabletas de lectura Kindle ha hecho una funda de cartón reciclado con la finalidad de proteger los libros digitales.

Sin duda con un empaque reciclable o reusable las marcas tienen un beneficio múltiple tanto para ellas mismas como para los consumidores, los productores se vuelven más creativos conectan los productos con las personas y hace que se reinvente de manera más rápida este rubro, que sin duda es el futuro del empaque.