Restaurante belga ganador del Restaurant and Bar Design Award

0
104

Cuando se sale a comer a un restaurante la mayoría busca una experiencia completa que incluya deliciosos sabores, buen precio, buen servicio y una agrabable ambientación.

Y como el amor por la comida entra por los ojos en el  restaurante, el equipo se esmera en crear todo un concepto, porque ya no es suficiente el diseño de platillos, el diseño de interior en los restaurantes ya no se limita, es parte vital del lugar.

El interiorismo de un restaurante se considera bueno cuando se combina funcionalidad y estética.

El tema de la funcionalidad como distribución de espacios, circulación y conexión entre áres es lo que hace atractivo y acogedor a  un restaurante.

Muchas veces se va a un restautante porque llama la atención en su diseño, lo mismo pasa con un bar.

Uno de los factores que influyen en el diseño de un restaurante es el tipo de negocio. No es lo mismo dar vida a un lugar de comida rapida que a un restaurante a la carta.

#macdonalds #boyfriend ???

Una foto publicada por SharonWrublewski (@sharonwrublewski) el

Dependiendo el tipo se realiza la ambientación, por ejemplo lo que acuden a un lugar de comida rápida el diseño de interior se vale de recursos como luz fría, que estimula a relajar, un mobiliario no tan cómodo para que los usuarios limiten su presencia.

El uso del color amarillo y rojo abren el apetito, estos colores y el diseño mencionado es muy usado en cualquier parte del mundo.

Los restaurante a la carta permiten un diseño de más alto nivel y un ejemplo de ello es el restaurante belga “The Jane”, diseñado por Studio Piet Boon, ganó como mejor restaurante del 2015 en los Restaurant & Bar Design Awards.

 

Fotos de Richard Powers y Rahi Rezvani