Revaloran la importancia de los grandes muralistas mexicanos

0
80

El Instituto Nacional de Bellas Artes busca resaltar el valor de dos de los murales —uno de Diego Rivera y el otro de José Clemente Orozco—, que se encuentran en el Museo del Palacio de las Bellas Artes, pues históricamente tienen una trascendencia inigualable.

Notas relacionadas
Celebra 85 años de vida el edificio sede de la Secretaría de Salud de México
Galería L, la apuesta a la cultura y al diseño hecha por dos creativos
6 proyectos visionarios compiten por el diseño final del Guggenheim Helsinki


El hombre controlador del universo, de Rivera; y Katharsis, de Orozco, son las dos obras que el INBA que encabezan la iniciativa Frente a Frente, pues ambos murales han permanecido en el recinto desde su inauguración hace 80 años.

Así, a través de dos folletos conmemorativos, el Instituto explica la composición de cada una de la obras e incluyó datos adicionales como la biografía de los dos autores e información de otros murales que se encuentran en el Centro Histórico de la ciudad.

Rufino Tamayo
Rufino Tamayo

Aunado a ello, crearon una página web que explica la historia del museo y la conformación de la colección permanente, a la que pertenecen estas obras del muralismo mexicano, una etapa de suma importancia en México y en la que se pregonó un programa nacionalista.

Mismo que fue propiciado por el gobierno mexicano, pues ambas obras fueron pintadas al mismo tiempo por invitación de la Secretaría de Educación Pública y los dos artistas tuvieron la libertad para elegir el tema que abordarían ambas obras.

David Alfaro Siqueiros
David Alfaro Siqueiros

Por último, cabe destacar que tanto Rivera como Orozco se refirieron de formas muy distintas al progreso y la máquina, pero relacionado directamente con la política e ideología del Estado.