Sea diseñador gráfico en 5 pasos

0
24

El otro día, mientras dictaba una clase a alumnos del primer año de la carrera de diseño gráfico en la materia de Producción Gráfica, surgió así como de la nada, la pregunta de una alumna que me hizo pensar bastante el resto del día.

¿Profesor, qué es ser diseñador?” Quiero compartir con ustedes algo de lo que pasó por mi cabeza y algunas cositas más que me crucé por twitter que harán que esa respuesta académica a la pregunta nos lleve a una segunda vuelta más profunda del quehacer de nuestra profesión.

Notas relacionadas:
EL DISEÑO EN DEMOCRACIA
5 RAZONES PARA EL ÉXITO
VAMOS A VENDER DISEÑO

la_duda
Nota: Ante todo, aclaro que el título es medianamente capcioso, pero, si no pongo algo así quedo fuera de la tendencia del Quick Reference.

Paso 1

El primer movimiento que todo diseñador debe hacer para comenzar el camino del “ser” es estar atentos a la moda, a lo que sucede a tu alrededor.
Aclaro que es estar atento a los movimientos y no ser el movimiento. Es importante esto ya que el primer error que se comete es alistarse en alguna tendencia (punk, hipster, sónico, tecno, dark, etc) y querer llevarla al trabajo diario como un emblema de “Soy moderno, miren como camino y declamo diseño en mi propio ser junto a ustedes en esta reunión llena de gente gris“.

Paso 2

La encontré y me parece merecedora de la segunda fase en el peregrinar de nuestra respuesta.
La poesía no es de quien la escribe sino de a quien le sirve“.
Y acá empieza a dibujarse bastante la idea de nuestra profesión. Un trabajo que le sirve al otro, al usuario o al destinatario.
¿Y nosotros? Ya lo hemos dejado plasmado por otras líneas de esta columna que no somos el centro de la escena. Nunca está de más reafirmar el concepto dado que está en los rankings de típicos casos de errores que comete un diseñador.

Paso 3

Leo en twitter del TEDxUBA
“El diseño también sirve para cambiar la vida de las personas y ayudarlas”, Pablo Acuña.
Un ladrillo más a nuestra idea conceptual y el tan mentado valor agregado que nuestro trabajo trae y puede aportar.

Es algo que por suerte se está trayendo a la conversación en diferentes ámbitos y cada día aunque lentamente se está recurriendo a este concepto que le está echando luz a nuestro presente oscuro y confuso de no saber bien hacia donde camina nuestro designio profesional.

Esta idea de hacedores a pensadores tiene algunos destellos de confusión propios de esta revolución cultural de la que estamos siendo actores y espectadores de lujo.

Paso 4

Ya casi estamos y para este importante momento no me quiero olvidar de esa sangre que circula al revés de todos y que tiene una temperatura mayor a la de los demás mortales, La Pasión. Qué sería de un cuerpo sin su alma? algo así como una pregunta sin su respuesta.

En el muro de facebook de una amiga leo algo sumamente interesante de filosofía que podría cocer con nuestras líneas. Platón propone que “una vida sin examen no vale la pena vivirla” y por ahí se nos cuela la idea de búsqueda, que no es más que una distinción o estigma que conformará esta y muchas otras profesiones. En la nuestra, esta cuestión del plus más es sumamente importante, por eso en cada ocasión que se presente vas a oír de ella y si quieres “ser” vas a tener que someterte a examen y ver cuanto hay.
En este cuestionamiento de los conceptos e ideas está el verdadero camino.

Paso 5

En ningún paso hablamos de tecnología, de que sin tal o cual marca es imposible desarrollarse. Quizás estemos hoy en la fase donde poco a poco nos vamos desprendiendo del peso de que para hacer se necesita este paquete tecnológico o tal equipo, factor único que te aseguraba la puerta de entrada al diseño.
Básicamente vamos a una amplia democratización del hacer, ya se imponen los CMS como estándar de aplicación web, los programas de edición de video lineal vienen en un smartphone y el ordenador de tu cliente tiene tanta memoria ram, procesador y tarjeta de video que hace que pueda correr los mismos programas que tú.
El diferencial ha dejado de ser lo tecnológico, y las ideas, los conceptos, el oficio y el servicio, deben volver a ser los atributos que un cliente busque a la hora de contratar diseño.

Para mí este paso es el que nunca deberíamos haber dejado de prestar atención y dejado de predicar. El paso de los intangibles, ese que te hizo y hará distinto

Estoy muy seguro, que estos cinco pasos no son los únicos y tampoco leyéndolos te harás diseñador pero ayudan a esta reflexión que constantemente debe girar en tu cabeza. Tal vez es necesario que cada tanto si no sos vos, sea otro el que te pregunte ¿qué es ser diseñador?