Simplemente diseño

0
107

Dicen que lo bueno y breve es dos veces bueno.No voy a andar con muchas vueltas. Tengo una sola bala y espero ir directo a la razón del problema.
Quien diga que sabe los cinco pasos para Diseñar lo que sea de manera genial o exitosa, te está mintiendo. El que supuestamente tenga guardada la fórmula secreta y hoy haya decidido regalarla está jugando con tus ilusiones facilistas y esa necesidad de lograr un mínimo espacio profesional.

Notas relacionadas:
A Comic Sans le hacen bullying
Diseño, para qué
¿Por qué Diseño?

La modernidad y todo lo que se ve para adelante está bueno, pienso mirando al futuro y utilizo el pasado para entender que el hoy está confundido de contenido, sin mucho trabajo y repleto de trabajadores.
Cuando uno asiste a reuniones de colegas y sobre todo de colegas jóvenes encuentra que han comprado en muchos casos un globo de palabras que se repiten de manera mecánica sin entender que ya hace tiempo y bien atrás el método era el mismo, lo que cambió es la herramienta, la inmediatez y la simplicidad de las relaciones y todas esas cuestiones que hasta ayer eran engorrosas.
Digamos que hoy todo eso es simple.

Print

Podríamos tomar de ejemplo algo así y decir que ahora somos pares, nos reunimos para un Co-Working, hacemos Net-Working dado que tengo un Startup y como soy Freelance y Co-Funder de mi Crowdfunding recibo el asesoramiento para mi Lean Startup. Todo es muy estimulante y me gratifica el sumar al proyecto otros Partners de diferentes disciplinas, te enriquece, está genial y nutre mucho al desafío.

Lo lindo de todo esto es saber bien para que nos sirve este mundo de palabras con tanto punch.
El efecto motivacional por el solo hecho de motivar no tiene sentido, si sabemos que de mil solo va a llegar uno, entendamos que no somos tortugas de mar que mueren al menos en en alimento de las gaviotas, somos personas y si detrás de tu proyecto profesional está tu posible fracaso, mañana no serás un muerto más sino un resentido o fracasado.

Que el mundo esté cada día más intolerante y agresivo seguro es porque el mercado está en crisis, constantemente estás en la situación que te falta esa moneda para llegar a las mil y que todo lo feliz que eras se derrumbó por la necesidad de esa moneda que siempre te falta y faltará.

Nos estamos fagocitando.
El pedido de personal de un diseñador deja entrever de buena manera que siempre algo no tenés, como ese curso de Java Script o como usás PC en vez de Mac el trabajo no es para vos. No te preocupes, ahí siempre estará el señor o colega que te va vender la solución. Vos vas a correr para lograr obtener el recurso, pero… la chapita siempre al final dice “seguí participando”.

Redoblás la apuesta e insistís por conseguir la del premio pero poco hay. Nosotros, voceros con el poder que el escribir nos da, te refregamos en la cara “Cinco razones para ser un Diseñador exitoso” o “Los diez diseñadores que debes seguir para ser alguien en este mundo”.
Pero vos sos un perseverante y esto no te frena ya que seguís al pie de la letra lo que dice el refrán de autoayuda que un amigo pegó en su muro de facebook, sin claudicar aunque la llegada siempre se corre de lugar. Seguro se entiende que deseas trabajar de tu profesión.

Digamos las cosas como son.
Le guste a quien le guste o le quepa a quien le quepa estamos en un proceso donde se ha puesto demasiada presión y no hay válvula aparente de descompresión. La conformación de muchas asociaciones de diseñadores gráficos o colegios de diseñadores gráficos en cierta manera está empezando a forjar esa válvula de escape a una situación que hoy por hoy necesita un orden ya.
Somos diseñadores gráficos y eso nos hace parte de un mercado. Necesitamos algún tipo de regulación, la competencia y uso de la denominación DISEÑO GRÁFICO, tan bastardeada, requiere una legislación aunque muchos colegas esgrimen que no se puede regular porque nuestra tarea no pone en riesgo la vida humana, algo que creo y considero discutible, sobre todo en cuestiones de señalización, funcionamiento de equipos, instrucciones de dispositivos y mucho de eso que en más de una ocasión vemos lo mal pensado y trabajado que está para un momento de riesgo.

Entiendo que es hora de ponernos los pantalones largos, trazar líneas que marquen límites propios y no ajenos. Límites que seguro serán odiosos pero no injustos. Cuando digo propios me refiero a las cuestiones que hacen a nuestra real profesión, no al mundo de las computadoras o a las marcas de hard o soft con los que las hagamos nuestro trabajo.
Hoy el mercado fija desigualdades que no son necesarias a la hora de juzgar tu trabajo, tu resultado o resolución de lo hecho.
El cliente también tiene mucho poder sobre nuestro hacer y cada día estamos perdiendo la capacidad de decir en un diálogo devenido en monólogo.

Si sabés o escuchaste que se está trabajando en la formación de una asociación o colegio en tu región sumate, involucrate y participá aunque no estés ciento por ciento de acuerdo.
El tiempo invertido ahí será mejor que el de cualquier espejismo que puedas creer que te dará la solución.
Es momento ya de dejar de actuar de forma individualista, debemos entendernos profesionales diferentes por nuestro arte pero no por nuestros objetivos, trabajar por los derechos de todos y para todos.

A mi manera de ver entiendo que estamos extintos y solo por este camino puedo entender que mi pensar esté errado.
Quiera el destino y nuestra acción tuerzan el sentido de mi razón.

Trabajando y haciendo, seguro el futuro será mejor.