Smartphones, series y streaming

0
473

Las medidas de confinamiento derivadas de la emergencia desatada por la llegada del Covid-19 al mundo modificó los hábitos de entretenimiento y consumo de los mexicanos. Como era de esperarse, el streaming y el uso del smartphone se vieron particularmente beneficiados.

Lo interesante es entender como se distribuyó este tiempo en línea que sin duda, se mantendrá cuando menos durante los primeros seis meses de este año.

Smartphones, series y streaming
En este sentido, cobra relevancia un nuevo estudio de Deloitte en el que se dejan ver las tendencias en términos de consumo en línea por parte de los internautas mexicanos.

De esta manera se preve que en medio de la pandemia por el coronavirus, el 67 por ciento de los mexicanos apostaron por ver series y películas a través de plataformas de streaming, mientras que el 66 por ciento decidió ver videos en aplicaciones como Youtube y TikTok. Por su parte el 42 por ciento apostó por los videojuegos para mientras que el 42% eligió a los videojuegos, de acuerdo con un estudio de Deloitte.

En este juego, las ventas de ciertos productos se vieron beneficiadas. El 17 por ciento de los mexicanos decidió adquirir un smartphone durante los meses de pandemia, 15 por ciento compró una televisión, 14 por ciento se orientó a las laptos, 12 por ciento por consolas de videojuegos y 11 por ciento por tabletas.

A esto deben sumarse toda la clase de dispositivos como bocinas, reproductores y pantallas que se utilizan para disfrutas de este tipo de entretenimiento, tales como los que se ofrecen desde Misik.

De las compras online
Aunque la compra de tecnología fue base importante en los hábitos de los mexicanos, lo cierto es que no fue la categoría más comprada.

Las compras más realizadas por los mexicanos fueron en un 41 por ciento dentro de la categoría de abarrotes y 40 por ciento en el segmento de mejoras para hogar.

En la otra cara de la moneda se encontraron las categorías de bebidas alcohólicas que presentaron una caída de 41 por ciento, mientras que la electrónica registró una desaceleración de 30 por ciento.

“Se preguntó a los encuestados qué canal de compras preferían para ocho categorías de artículos y los resultados mostraron que para libros con un consumo de 45%, electrónica 35% y comida para llevar 35%, se prefiere hacer la compra en tienda en línea”, precisó Germán Ortiz, Socio Líder de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones de Deloitte, en conferencia de prensa.

Aunque durante los últimos meses se ha demostrado que la privacidad y el uso de datos e los usuarios se ven comprometidos a mayores compras online, lo cierto es que los usuarios del mercado mexicano parecen estar poco preocupados por este aspecto. Sólo el 22 por ciento de los mexicanos se mostró ‘muy preocupado’ por este aspecto, mientras que el 33 por ciento expresó no estar lo suficientemente preocupado.

“Las personas están preocupadas, sin embargo están dispuestas a compartir su información para mejorar su experiencia, definitivamente es por la comodidad que representa que parte de la intención de compra de la información sea compartida porque de esta forma hay mayor competencia“, concluyó el Socio líder de Deloitte.