¿Te interesa el diseño industrial? Sigue las 6 recomendaciones

0
164

El diseño industrial es una profesión que se inserta en un campo muy abierto de posibilidades creativas y de muchas otras índoles, en donde los campos que se cubren son tan amplios como las creaciones que facilitan la vida de las personas en muchos aspectos.

Si quieres desarrollarte en el diseño industrial de verdad, toma en cuenta estas 6 recomendaciones que se enumeran a continuación, notarás que algunas pudieran sonar absurdas, pero con un poco de análisis descubrirás que tienen sentido.

1.- No aprendas sobre diseño industrial
Aunque suena raro, esta recomendación resulta útil por el hecho de que esta carrera busca crear soluciones en múltiples ámbitos y hay que tener contacto con ellos y con la realidad que es escenario y usuario del diseño industrial. Cultívate en todas las áreas que puedas y pon a trabajar a tu creatividad.

2.- Dibuja
Tal vez no seas un experto en dibujo, pero realizar esta actividad te acerca a comprender lo que necesitas crear y saber expresarlo de una manera mucho más orgánica. Nunca están de más los talleres o cursos de dibujo que puedas tener a tu alcance.

3.- Sé curioso
Tanto el espíritu científico como el artístico se nutren de las ganas de saber. Ten la curiosidad para saber el motivo de las cosas, investiga, pregunta y entérate de cuanto puedas acerca del proyecto en que te involucres, es un requisito de esta profesión.

4.- Abarca mucho…
La actitud tomada con base en el punto anterior también debe ser capaz de generar tanta actividad que permita conocer muchas cosas distintas, probar un poco de todo lo que te rodea y sus ámbitos. Ello representa una posibilidad para enriquecer tus recursos creativos.

5.-Pero también especialízate en algo
Debes tener la posibilidad de brillar en alguna área en lo particular, dominar y cultivar aquello en lo que sabes que eres realmente bueno y te apasione a la vez, así podrás garantizarte un futuro profesional brillante.

6.- Desarrolla hábitos creativos
Descubre cuáles son los horarios más aptos para que tu creatividad fluya, aprende a convivir y a interesarte por personas que realizan actividades afines a las tuyas y enriquece el ambiente que te rodea de manera que propicie tu desarrollo profesional.