Una vez que ya tienes tu proyecto de bienes raíces, ¿sabes qué puedes hacer con él?

0
83
Un proyecto de bienes raíces no acaba cuando el inmueble por fin está preparado y listo para su uso, las personas pueden sacarle mucho provecho después.
Foto: Bigstock

No importa si quieres invertir en bienes raíces en el extranjero  o dentro de México, puede ser un proceso difícil. Las personas deben lidiar con créditos y finanzas personales, para que el proyecto no afecte su patrimonio. Asimismo, deben darle un seguimiento puntual a la construcción a lo largo del tiempo para confirmar que su dinero está seguro. A eso hay que sumarle toda la investigación previa que debe realizarse para encontrar la mejor iniciativa.

Quizá te interese: Quieres dedicarte a los bienes raíces pero, ¿sabes qué edad es la ideal para comenzar?

Por eso, mucha gente suspira cuando por fin el proyecto está terminado y pueden hacer uso de él. Sin embargo, todavía se le puede sacar más valor a la iniciativa, con la planeación adecuada. Por supuesto, a muchos esta acción podría parecerles redundante. Al final, ya está listo el mayor resultado de la inversión, ¿para qué esforzarse más para un par de centavos?. La cosa es que, con este trabajo adicional, se pueden multiplicar las ganancias a largo plazo. 

Rentar, vender o conservar: el gran dilema de los bienes raíces

Todos los dueños de una construcción, especialmente las habitacionales, enfrentan una decisión. Pueden conservar el proyecto de bienes raíces y utilizarlo personalmente, para después venderlo por una plusvalía a largo plazo. También se puede simplemente vender inmediatamente para recuperar el gasto de inmediato y comenzar otra iniciativa. Finalmente, se puede rentar o arrendar a otro grupo o persona y generar pequeños ingresos con el tiempo.

Dimpha Cabello, broker owner de RE/MAX Savic en Interlomas, Estado de México, señala que ésta última opción es la más provechosa para los dueños de bienes raíces en el largo plazo:

[Es mejor] conservar. Al final del día, es tener invertido tu dinero. Y las inversiones en bienes raíces suelen ser de las más redituables. Además, generalmente tienen buena plusvalía, lo cual ayuda a que tu patrimonio crezca día a día. [También], al conservar tu propiedad, tienes la posibilidad de arrendarla y obtener un ingreso extra.