5 consejos para quienes inician en el mundo del diseño

0
39

El mercado de la creatividad visual sigue en franco crecimiento y eso provoca que cada vez más alumnos decidan especializarse en carreras relacionadas con el diseño, hecho que provoca que la competencia sea mucho mayor.

Tan sólo en España, por ejemplo, el número de alumnos matriculados en escuelas de esta especialidad superaba en 2013 la cifra de 28 mil estudiantes, casi 2 mil más que en el año previo*. Si los estudiantes se interesan más en esta profesión, los espacios laborales también comienzan a ser más competidos.

Si tu elección vocacional se inclina por el diseño en cualquiera de sus modalidades, la recomendación es que te integres al mundo de la creatividad cuanto antes, para que lo logres con éxito, ¿qué tal si ejecutas las siguientes medidas?

Conoce la gama de insumos
Papeles de todos tipos, colores, texturas y precios; pinceles, lápices de muchas medidas, estilógrafos y plumas; reglas, compaces, escuadras, material fotográfico, aerógrafos y una gran cantidad de insumos y materiales… sin mencionar el equipo digital que necesitas.  Te tiene que familiarizar con cuanta materia prima e instrumentos del diseño puedas.

Educa tu ojo
Mira todo el arte que te sea posible en publicaciones, museos, videos, películas y todo soporte que puedas encontrar. Viaja y conoce tendencias distintas del arte y conviértete en un consumidor de contenidos consciente de que debes observar cómo es que se llevan a cabo sus procesos. La observación y los sentidos bien puestos te ayudará a formarte un ojo de experto.

Practica
Las escuelas de diseño están llenas de alumnos proactivos que no limitan su actividad a las tareas escolares. La mayoría de ellos ya dominan alguna técnica pictórica, son ilustradores o se dedican con ahínco a la fotografía. No te esperes a que los profesores te digan qué hacer, más bien enriquece y pule tu estilo con sus recomendaciones.

No sufras por no tener estilo
Si estás iniciando (y aunque ya estés acaband) tus estudios, que no te preocupe mucho no tener aún un estilo definido, este llega solito y se forma a través de tus gustos y las técnicas que decidas aplicar para realizar tu trabajo. Cuando menos te lo esperes, tu manera de trabajar va a definir un estilo muy evidente.

Rompe reglas
No es que te pidamos que lo hagas siempre o que desatiendas las recomendaciones de tus profesores, pero conocer las reglas es saber en qué momento se pueden romper y tener claras las consecuencias de una acción como esta. No temas romper reglas y aprende lo que ocurre si no sigues una línea establecida.

shutterstock_114041260

*Con datos de Statista