DesignLifer: Outsourcings

0
74

En los noventas, una cadena de supermercados conformaba su departamento de mercadotecnia con apenas diez personas, entre ellas apenas dos o tres diseñadores gráficos para cubrir todas sus necesidades, adicional a los servicios de una agencia de publicidad. Hoy, treinta años después, el nivel de estas áreas creativas se ha especializado tanto que esta misma empresa cuenta con más de 50 personas trabajando, más de una docena de ella compuesta por diseñadores, entre encargados de impresos, digital, redes, retoque, formación, UX, UI, etc. Outsourcings

Para una empresa cuyo giro principal no es la mercadotecnia, el diseño o su producción, mantenerse a la vanguardia se vuelve sumamente difícil. Gran parte de estas tareas las han derivado en agencias especializadas, solo que dada la naturaleza de su trabajo, se hace imprescindible mantener un contacto muy estrecho con la empresa. A veces el internet, teléfono y los chats no son suficientes, es necesaria la presencia de la gente físicamente adentro de ellas.

Este fenómeno ha hecho que los outsourcings se hayan vuelto una pieza clave para el desarrollo de estas empresas, al igual que farmacéuticas, financieras, tecnológicas, administrativas, restauranteras y todos los giros que se les ocurran. El outsourcing, nos parezca bueno o malo, es la consecuencia de buscar enforcarse en el «core business» de cada compañía, les permite estar concentrados en su tarea básica y no inflar su nómina con departamentos que tienden a crecer sin control, evitando así recortes de personal cubriendo sus necesidades a través de talento especializado. Así que ahora es común que muchos servicios administrativos, técnicos, de seguridad y mantenimiento usen esta herramienta. Las áreas creativas y de diseño son quizá de las más afectadas, tan solo la cadena de supermercados en cuestión, hoy no tiene un solo diseñador gráfico dentro de su plantilla laboral, todos pertenecen a otras empresas, especialmente de outsourcing.

Es muy importante recalcar que este fenómeno no es nuevo y difícilmente regresará a su patrón original. En otros países, como Estados Unidos —firme apostador de la tercerización de servicios— ha incluso comenzado a permear en áreas más estratégicas y locales dentro de sus empresas, convirtiéndose en áreas de Recursos Humanos exclusivos para personal externo con un enfoque especializado. En nuestro país, ha sido objeto de muchas malas prácticas por parte de algunas empresas dedicadas a lavado de dinero o en la deducción sucia de impuestos a costa del empleado, de sus derechos laborales y sus prestaciones.

Por ello, es muy importante que si te ofrecen un trabajo a través de una empresa de outsourcing, tomes en cuenta lo siguiente:

Lo ideal es verificar la autenticidad del outsourcing, sus prácticas corporativas, su cartera de clientes, para tener la certeza que se trata de una empresa seria. Sus proveedores —empresas de outsourcing y de servicios a través de inplants (personal que reporta directamente a sus empresas como proveedor—, han pasado filtros de calidad, ética y cumplimiento y reportan constantemente el cumplimiento de sus obligaciones para con sus empleados.

Tu pago debe venir de una sola fuente. Sea por nómina, por honorarios o por asimilados a salarios, tu pago debe venir de una fuente única y reconocible. Hay a quienes dan de alta a sus empleados en el Seguro Social con el salario mínimo y el resto lo pagan en efectivo. Este tipo de prácticas son las que se busca eliminar. No se vale que recibas un pago que no sabes de dónde viene.

Si tu sueldo es por nómina o asimilados a salarios, tu recibo debe venir debidamente timbrado por el SAT (CDFI). Si es por honorarios quien debe expedir la factura eres tú.

La contratación debe estar clara que, aunque tu contrato sea por tiempo limitado, no caiga en las prácticas de liquidarte cada mes o trimestre, dejarte una semana en tu casa y luego recontratarte para que no mantengas antigüedad. Outsourcings

Hay muchos outsourcings que son éticos y cumplen con todas las reglamentaciones de Ley, cuando te propongan cubrir una plaza a través de una empresa así, revísala, analízala y decide si cumple no solo con tus expectativas de trabajo y de ingreso, sino con tu plan de vida sin convertirte en un medio para otros fines. Outsourcings