¿Cómo hacer un ecoladrillo?

840

Cómo el plástico no se degrada, los ecoladrillos son reutilizables y favorables. Pero, ¿cómo hacer un ecoladrillo?

cómo hacen ecoladrilos
¿Cómo hacer un ecoladrillo? / Foto: Bigstock

Los ladrillos ecológicos son botellas de plástico PET de uso diario rellenas con basura plástica limpia y seca y se usan como ladrillos tradicionales. Las botellas, ahora sólidas por el llenado, se apilan una encima de la otra como ladrillos tradicionales. Se sellan con concreto o arcilla, dependiendo de los materiales que estén disponibles en la región.

TE RECOMENDAMOS: Tendencias de diseño de interiores para el 2023

Debido a que el plástico no es biodegradable, los ladrillos ecológicos son reutilizables y pueden integrarse en proyectos de construcción a corto y largo plazo. Los ecoladrillos no solo disminuyen la carga de los vertederos de desechos, sino que también evitan que el medio ambiente absorba las toxinas y los microplásticos liberados por las botellas de plástico y la basura.

Los ladrillos ecológicos de calidad inferior comprometen la calidad de los módulos de mobiliario, las construcciones y la difusión social de los ladrillos ecológicos, mientras que los ladrillos ecológicos bien hechos pueden utilizarse de forma segura y asegurarán el plástico durante siglos.

PASOS PARA CONSTRUIR UN ECOLADRILLO

GUARDA, SEPARA, LIMPIA Y SECA EL PET

¿Cómo hacer un ecoladrillo? Los ecoladrillos se fabrican con plástico limpio y seco. Empieza por separar el plástico del resto de materiales. Si hay comida, aceite o suciedad en el plástico, asegúrate de lavarlo. El plástico sucio dentro de un ecoladrillo provocará el crecimiento microbiológico y la formación de metano dentro de tu ecoladrillo.

Dado que los ecoladrillos se utilizan a menudo para fabricar muebles para el hogar, también hay que evitar que queden antiestéticos, que las botellas se hinchen y, en raras ocasiones, que caigan los tapones. También es importante que él plástico esté seco. El plástico mojado y húmedo también favorecerá el crecimiento de microbios. Los fabricantes de todo el mundo utilizan diferentes métodos para secar el plástico lavado, desde lavadoras hasta tendederos.

ELIGE UN TIPO DE BOTELLA

Antes de aprender cómo hacer tú ecoladrillo, elige una botella específica y quédate con ella. A la hora de construir, es importante tener tamaños de eco ladrillos perfectamente idénticos para hacer módulos sólidos y estables. También ayuda tener al menos el mismo tamaño general de botella cuando se trata de construir con tierra y ecoladrillos. A la hora de elegir la botella que vas a utilizar, ten en cuenta tres factores: la disponibilidad de la botella, el volumen y el proyecto para el que vas a utilizar el ecobrick.

PALO DE EMBALAJE

Tener el palo adecuado marcará una gran diferencia en tu ecoladrillo. El bambú y la madera son los mejores palos. Tamaño del palo depende del tipo de botella que elijas. El palillo debe tener un diámetro de aproximadamente un tercio de la anchura de la boca de una botella estándar, es decir, aproximadamente 6 mm.

El palillo debe medir aproximadamente el doble de la altura de la botella y tener la punta ligeramente redondeada. Evita los palos con esquinas afiladas, ya que pueden romper la botella. Una vez que hayas conseguido un palo con un buen tamaño y forma, puedes dárselo a otros para que lo copien y lo reproduzcan.

MATERIALES QUE NO PUEDES USAR

Lo que no pones en tu ecoladrillo es tan importante como lo que sí pones. La razón por la que ponemos plástico dentro de una botella es para asegurarlo, de lo contrario se soltaría en el medio ambiente y se degradará en microplásticos y toxinas. Las cosas como la tela de algodón, el metal, el papel, el cartón, el vidrio y el material orgánico no se degradan y se convierten en toxinas, por lo que no es necesario sujetarlos. Ten especial cuidado de no meter metal afilado o vidrio en un ecobrick: pueden romper los laterales y suponer un peligro para su manipulación.

COLOR DE FONDO

Es importante empezar a hacer tu ecoladrillo añadiendo un color de fondo. Esto forma parte del principio de diseño circular del eco-ladrillo: cuando su eco-ladrillo se ponga en uso en un módulo o en una construcción de tierra, el color de fondo ayudará a crear patrones y diseños.

Para crear el color del fondo de tu ecoladrillo, elige un plástico blando con un color sólido y empújalo hasta el fondo de tu ecoladrillo. Llena la botella hasta la mitad con plástico blando del color que hayas elegido. A continuación, rellénala con el palo. Si tu botella tiene “patas” u hoyuelos en el fondo, asegúrate de rellenarlos bien. Una vez comprimido todo el plástico blando, rellena los primeros 1-2 cm de la botella.

MEZCLA LOS PLÁSTICOS

Ahora es el momento de empaquetar. Corta o rompe los plásticos grandes en trozos más pequeños. Cuanto más pequeños sean los trozos, más denso será el material. Llena la botella hasta la mitad con plástico suelto y, a continuación, utiliza el palo para empujar hacia abajo alrededor de los lados de la botella. Sigue empujando hacia abajo a medida que te desplazas por la circunferencia de la botella. Una vez comprimida, añade más plástico suelto.

PESA TU ECOLADRILLO

El peso frente al volumen de tu eco-ladrillo es un buen indicador de la calidad de tu eco-ladrillo. Los ecoladrillos que son sólidos y resistentes están densamente empaquetados. Todo el volumen se utiliza para plásticos y no hay aire ni espacios en su interior. La GEA ha determinado que la densidad de un ecobrick debe ser superior a 0,33 g/ml. Esto significa que una botella de 600 ml debe pesar más de 200 gramos. Una de 1500 ml más de 500 gramos.

¿Cómo hacer ecoladrillo? Los que están por debajo de 0,33 g/ml son demasiado blandos para ser utilizados en módulos y no son ideales para la construcción en tierra. Ladrillos ecológicos blandos pueden comprometer las construcciones estructurales y se abollan con facilidad, lo que reduce su vida útil. Los ecoladrillos de baja densidad también presentan riesgo de incendio debido a las bolsas de aire que quedan en su interior.

TAPA Y REGISTRO

En primer lugar, asegúrese de que el ecobrick no esté lleno hasta el tope. Debe haber unos 1-2 cm entre la tapa y el plástico del interior. El tapón está hecho de un tipo de plástico diferente al de la botella y es la parte más débil del ecobrick. Si el plástico presiona mínimamente contra la tapa, la presión la agrietará inevitablemente con el paso de los años.

TE RECOMENDAMOS:

¿Qué es el packaging ecológico?

Transparencias: Tendencias moda primavera-verano 2023

Tendencias de color para 2023, ¿cálidos o vibrantes?