Misik te dice cómo usar un aro de luz y no fallar en el intento

0
61

Un aro de luz es hoy en día uno de los principales accesorios para las llamadas virtuales, fotografías y video en casa, por lo que cada vez son más las personas que apuestan por tener uno entre sus pertenencias para poder convertir sus espacios en un estudio fotográfico.

Los aros de luz son una herramienta de iluminación muy útil, económica y práctica que le permite a cualquiera el poder deslumbrar en sus producciones gracias a su emisión de luz continua, así como su forma circular, la cual permite que la luz se vea mucho más suave y uniforme, evitando producir sombras equivocas.

Si tu eres de aquellas personas que quisieran adquirir un aro de luz, pero no saben qué tan beneficiosos sería, Misik te comparte algunas formas en las que podrías hacer uno de algúno de estos productos.

El más frecuente de ellos es como fuente de luz para fotografías, ya sean selfies o fotos de producto, así como videos. Esto gracias a que la iluminación, la cual en la mayoría de los casos se puede regular, permite que la imagen se vea mucho más suave y uniforme, además es ideal para relucir los tonos de piel reales.

¿Cómo utilizarlo? Es sencillo, para que funcione de la mejor manera es necesario colocar la cámara justo en el interior, o en medio, del aro de luz, así podrás de manera frontal al sujeto u objeto que deba ser iluminado.

Evita en cualquier momento colocar al sujeto u objeto al fondo, pues al tratarse de una luz frontal esto podría dar un efecto de sombra alrededor. En caso de que desee utilizarlo de esta forma lo mejor será mantener algo de distancia con el fondo.

¡Ojo! Hay varios tipos de aros de luz, por lo que al comprar uno debes considerar los siguientes detalles.

  1. Tamaño. Por lo regular hay tres tamaños populares: 4 pulgadas/36 cm, los de 18 pulgadas/48 cm y los que son más pequeños o de mano. Si tu intención es captar planos más abiertos, lo mejor es un aro de luz grande; en caso de que sea lo contrario, pues apuestas más por primeros planos lo mejor será uno de menor tamaño.
  2. Tipo de iluminación. Existen dos tipos de aros, los de tubo fluorescente, o los de luz LED. Aunque los primeros suelen ser mucho más económicos, en ocasiones su durabilidad es menor, además de que suelen emitir una luz verdosa. En cambio, los de luz LED ofrecen un mayor destello y tienen un tiempo de vida mucho mayor.
  3. Ajustabilidad. Es necesario conocer si el aro cuenta con un regulador para ajustar la potencia de la luz que emana, esto hará que sea mucho más dinámico su uso.
  4. Accesorios. Uno de los básicos es el trípode para sujetar el aro de luz, en la mayoría de los paquetes viene incluido, pero de no ser así deberás comprarlo por separado. También el contar con una rótula para colocar el aro de forma horizontal, una bolsa para transportarlo y los soportes para sujetar el celular en el interior son productos recomendados.

Sea cual sea tu decisión, Misik cuenta con una variedad de productos que sin duda podrían ser justo el aro que estás buscando. Uno de ellos es el aro de luz de 10 pulgadas, con un tripié ajustable de hasta 55 cm, así como 3 tonos de luz con 10 niveles de intensidad. El cual incluye un control para manejar la fuerza de la iluminación, su encendido y tono de luz en el control del cable.
Por si no fuera suficiente, cuenta con un Gooseneck para ajustarse a cualquier celular y funciona con carga de USB.aros-de-luz-misik-

Si buscas algo mucho más grande, Misik también cuenta con la versión con tripié ajustable de hasta 160 cm.

Y para llevar a todas partes, o por lo menos para ponerlo sobre bases firmes, hay una versión del aro de luz con forma de clip y las mismas funciones que los más grandes.

aro-de-luz-clip

Sea cual sea el de tu preferencia, la calidad de tus fotos aumentará siguiendo los consejos de Misik y apoyándote en su experiencia.