5 datos sobre consumo de dispostivos móviles que debes conocer como diseñador

0
28

Nueva York, Estados Unidos. Cierto es que para el diseñador gráfico, web e industrial toda la información acerca de los hábitos del consumidor resulta una herramienta valiosa para realizar su trabajo, pues los pone un paso adelante en la generación de productos que estén en sintonía con las tendencias de consumo de los distintos mercados objetivo. En este sentido,  según un estudio de Adobe Systems Incorporated, revela información acerca de las percepciones y actitudes con respecto a realizar compras móviles usando aplicaciones comerciales y exploradores, que provee una nueva dirección para el desarrollo de estrategias de publicación digital por parte de las marcas. Entre los datos valiosos se observa que los usuarios quieren imágenes y presentaciones interactivas que les ayuden a entender mejor los productos en un ambiente virtual.

De acuerdo al estudio de Adobe Systems Incorporated, realizado los Estados Unidos revela el crecimiento del interés de los consumidores en usar aplicaciones comerciales, lo que implica que las marcas así como sus proveedores (en este caso diseñadores) deben adaptarse para satisfacer las nuevas expectativas de experiencia de compras móviles especializadas. El estudio basado en una encuesta online entre 1,003 consumidores propietarios de un teléfono inteligente y/o tableta, revela los siguientes datos:

1. Los usuarios de tabletas (55%) tienen casi el doble de probabilidad de usar su dispositivo para comprar productos y servicios que los usuarios de teléfonos inteligentes (28%). En ambas plataformas móviles, el uso de las aplicaciones comerciales se incrementa: más de la mitad de todos los compradores móviles harían una compra usando una aplicación comercial este año (56% de compradores en teléfonos inteligentes y 60% de compradores en tabletas).

2. Casi la mitad de todos los compradores móviles está interesada en usar aplicaciones en lugar de un explorador móvil (45% de los compradores en tabletas y 49% de los compradores en teléfonos inteligentes).  Las personas que compran desde sus teléfonos inteligentes citan la velocidad de los exploradores y la facilidad de navegación de las aplicaciones como las razones de su interés en usar aplicaciones y catálogos digitales. De los entrevistados que no realizan compras actualmente en sus dispositivos móviles, uno de cada cuatro tiene la intención de usar aplicaciones móviles para comprar durante 2013.

3. Las aplicaciones y catálogos comerciales incrementan la afinidad de marca. Éstas ofrecen una plataforma para que las marcas desarrollen relaciones más profundas con sus clientes. Los resultados de la encuesta muestran que 67% de los compradores en tabletas y teléfonos inteligentes solo usan aplicaciones de sus tiendas favoritas. Además, 38% de quienes compran desde sus tabletas y 42% de quienes compran desde sus teléfonos inteligentes respondieron que las interacciones con las aplicaciones fortalecieron su conexión con la marca, lo que significa una oportunidad para los comerciantes de impulsar relaciones más significativas con sus clientes recurrentes más valiosos.

4. Los amigos y los medios sociales influyen en las compras móviles. Cuando se preguntó qué es lo que más influye en sus decisiones de compra móvil, una significativa mayoría de los participantes (88% de compradores en tabletas y 87% de compradores en teléfonos inteligentes) nombró a sus amigos como los principales influenciadores, seguido de correos electrónicos comerciales, avisos online y videos en Facebook.  De forma similar, los encuestados comparten opiniones acerca de nuevas aplicaciones con sus amigos en persona (53%), por medio de Facebook (21%) y en correos electrónicos (19%).  Los datos muestran que una recomendación de un amigo de confianza es lo más influyente, lo que crea la necesidad de funciones de intercambio social dentro de las aplicaciones y catálogos comerciales, tales como compartir productos, revisiones y noticias, para ser efectivos en el impulso de las compras y la descarga de aplicaciones.

5. Los compradores valoran las funciones y la experiencia general de las aplicaciones. Un punto de enorme relevancia para los diseñadores. Mientras que las ofertas de ahorro de dinero son la característica de aplicaciones más altamente apreciada para todos los compradores móviles (52% de compradores en tabletas y 67% de compradores en teléfonos inteligentes), quienes compran desde sus tabletas también quieren imágenes y presentaciones interactivas (49%) que les ayuden a entender mejor los productos en un ambiente virtual. Por su lado, quienes compran desde sus teléfonos inteligentes desean contar con la habilidad de ubicar físicamente las tiendas por medio de una aplicación (60%) así como aprovechar las ofertas basadas en ubicación. Esto demuestra los diferentes papeles que juegan las aplicaciones y catálogos comerciales en los diferentes dispositivos, tales como proveer una información de producto más completa en las tabletas y el considerable potencial de las aplicaciones para teléfonos inteligentes de impulsar compras en tiendas físicas.

“Nuestro estudio muestra que los catálogos y las aplicaciones comerciales sirven propósitos diferentes en las tabletas y los teléfonos inteligentes, lo que provee valor al consumidor según el dispositivo que esté usando”, dijo Terry Fortescue, director de marketing de producto en Digital Publishing en Adobe. “C
ompañías líderes como Sotheby’s y ASOS están produciendo aplicaciones de catálogos para tabletas y teléfonos inteligentes para atraer clientes a sus marcas y dar vida a su contenido ahora que los compradores son cada vez más móviles”.

Fuente: Los datos a los que se hace referencia en esta comunicación son resultado de un estudio comisionado por Adobe, producido por la firma de investigaciones Edelman Berland y conducido como encuesta online entre una muestra representativa nacional de 1,003 norteamericanos adultos, de entre 18 y 54 años de edad que poseen actualmente un teléfono inteligente y/o una tableta.  Las entrevistas se realizaron del 28 de noviembre al 3 de diciembre de 2012.  El margen de error es de aproximadamente 3.1%.